Casa en Amstetten (Austria)
La casa de Amstetten (Austria), donde las autoridades austríacas investigan un supuesto caso de abuso y posible incesto EFE

Las autoridades austríacas han detenido hoy a Josef F., un hombre de 73 años sospechoso de haber mantenido a su hija Kerstin más de 20 años presa en un sótano de un edificio de la ciudad austríaca de Amstetten, informaron fuentes policiales.

La radio pública y regional ORF Niederösterreich, del Estado federado de Baja Austria, donde se encuentra Amstetten, afirmó que los indicios apuntan a que este hombre mantuvo retenida a su hija, que ahora tiene 42 años, durante 24 años.

Pruebas de ADN deberán confirmar si es el padre de los seis hijos de su propia hija.
Josef F. es sospechoso de
retención ilegal y de abuso sexual, y se cree que es el padre de seis hijos de su propia hija, que nacieron en el sótano donde estaba recluida. Así lo afirmó en rueda de prensa el jefe de la Oficina contra el Crimen, Franz Polzer, aunque la paternidad la tendrán que confirmar las pruebas de ADN, puesto que el detenido no se muestra dispuesto a colaborar con la Policía.

Tras confirmar la detención del sospechoso, Polzer afirmó que Kerstin, retenida en un mazmorra del sótano del edificio donde se encuentra la vivienda de Josef F., ha sido víctima de abuso sexual de su padre durante años.

El suceso ha vuelto a estremecer a la sociedad austriaca, que ya vivió una situación similar con el secuestro durante ocho años de la niña Natascha Kampusch.