El actor Richard Gere, que recientemente apoyó la actividad de Open Arms llevando víveres al barco, ha desvelado este jueves que habló con el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sobre la crisis política causada por la situación de la nave, que reclama puerto seguro para desembarcar a los 147 inmigrantes que ha rescatado en el Mediterráneo central.

Entrevistado en la Cadena Ser, el protagonista de Pretty Woman ha afirmado que Sánchez entiende la situación por la que atraviesa el Open Arms. "Hablé con él desde el barco y le reiteré cuanto creo en su bondad y en su sensibilidad pero que estaba mirando esto desde un punto de vista político y no humanitario".

Gere usó la metáfora de un edificio en llamas para ilustrar la situación del barco. "La gente que roza el neofascismo no sólo no aplauden a los rescatadores sino que les penalizan y les obligan a devolver a esa gente a la casa en llamas".

El actor instó a quienes tienen una imagen negativa de los inmigrantes rescatados a que hablen con ellos. "Son gente inocente, mujeres y niños traumatizados". Gere subió a bordo el pasado viernes para llevar víveres a los inmigrantes y mostrar su apoyo a la labor de la ONG española, una acción que le valió las burlas de Vox.

El astro de Hollywood, que mantiene una relación con la española Alejandra Silva, se refirió a "un claro lado correcto y un lado equivocado de este asunto frente a las fuerzas más oscuras", y calificó a Trump como la fuerza "más oscura del planeta".

"Pueden sentir en España la presencia de fuerzas de ultraderecha... en Estados Unidos estamos peor", aseveró.