Surtidor de una gasolinera.
Surtidor de una gasolinera. ACN

Los precios de los carburantes han dado un leve respiro en el inicio del puente del 15 de agosto y en plena operación salida, hasta alcanzar una media de 1,321 euros el litro de gasolina y de 1,208 euros en el caso del gasóleo. 

El precio medio del litro de gasolina ha registrado un descenso del 0,75 % respecto a la semana pasada, mientras que el de gasóleo cae un 0,66 %, según los datos del Boletín Petrolero de la UE dados a conocer este jueves. 

Llenar un depósito de gasolina de 55 litros a estos precios cuesta esta semana 72,6 euros y hacerlo con gasóleo, 66,4 euros. 

Ambos carburantes se han encarecido desde comienzos de año, un 12,04 % la gasolina y un 6,90 % el gasóleo, mientras que en comparación con la misma semana de 2018 ambos son más baratos: la gasolina un 0,45 % y el gasóleo un 1,55 %. 

Por debajo de los máximos

En el último mes, el precio de la gasolina ha subido un 0,69 % y el del gasóleo, un 0,25 %. 

Los precios de la gasolina y del gasóleo se mantienen por debajo de los valores máximos que alcanzaron estos carburantes, un 13,21 % en el caso de la gasolina y un 16,40 % en el del gasóleo. 

Ambos marcaron su récord la semana del 3 de septiembre de 2012, cuando se situaron en 1,522 y 1,445 euros, respectivamente. 

La gasolina y el gasóleo marcaron un máximo anual en mayo de este año con un precio de 1,437 y 1,258 euros, respectivamente. 

La gasolina sin plomo de 95 octanos se vende a una media de 1,418 euros y el gasóleo de 1,310 euros por litro en la UE-28, mientras que en la zona del euro el precio medio de la gasolina se sitúa en 1,465 euros y el del gasóleo de automoción en 1,311.