Fue el propio afectado quien contactó con el 112 para pedir ayuda después de precipitarse por la cascada y caer en el agua. Desde ese punto llamó al número de emergencias para señalar su ubicación, en una zona de difícil acceso, y solicitar asistencia médica debido a un golpe que tenía en la cabeza.

El personal del centro de atención a las emergencias pidió la colaboración de los servicios médicos y de los Bomberos de Monforte, así como de los agentes de la Policía Local y Guardia Civil, de los miembros del GES de Quiroga-Folgoso do Courel y de Protección Civil.

Para cuando los bomberos efectuaron el rescate, un equipo de Urxencias Sanitarias de Galicia-061 a bordo del helicóptero medicalizado con base en Ourense atendía al herido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.