El Obispado de Vitoria-Gasteiz se ha sumado a las peticiones para la concesión de asilo a las cerca de 150 personas rescatadas por el buque de la organización humanitaria Open Arms, que desde hace dos semanas permanecen a bordo del barco a la espera de ser acogidos en Europa.

El obispo de Vitoria y miembro de la Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, Juan Carlos Elizalde, ha afirmado, a través de un comunicado, que "cada vida cuenta", por lo que ha apelado a los estados de la Unión Europea a "trabajar sin demora en dar una solución a esta crisis humanitaria".

Elizalde se ha puesto a disposición del Gobierno central para "ser parte de la solución". El obispo ha explicado que "amar al prójimopuede no ser fácil", pero ha subrayado que "los católicos debemos darnos a los demás sin ninguna distinción".

El prelado vitoriano ha hecho un llamamiento urgente a adoptar medidas que permitan acoger a las personas rescatadas por el 'Open Arms', dado que "el desamparo y la falta de respuesta incumplen los acuerdos internacionales en lo referido a auxilio a personas refugiadas o migrantes".

Además, ha subrayado que "todas las personas merecen ser atendidas sin importar la procedencia o las circunstancias". "Es inhumano mirar hacia otro lado", ha advertido.

Consulta aquí más noticias de Álava.