MARÍA TERESA CAMPOS Y EDMUNDO 'BIGOTE' ARROCET
La periodista María Teresa Campos y el humorista Edmundo 'Bigote' Arrocet, en Málaga en agosto de 2018. GTRES

Qué bien sienta un abrazo cuando hace tanto tiempo que lo necesitas. Tanto darlo como recibirlo. Así se puede imaginar el reencuentro entre María Teresa Campos y Edmundo Bigote Arrocet justo antes de comenzar uno de los veranos más cariñosos que recuerdan.

Y es que la presentadora y el humorista han estado separados casi dos meses hasta que por fin se han vuelto a ver cuando llegó el AVE a la estación María Zambrano de Málaga. Así, sospechamos, querían poner punto y final a los insistentes rumores de ruptura que han sobrevolado a la pareja en las últimas semanas.

De hecho, este bulo se hizo aún mayor cuando, en la celebración que hizo María Teresa Campos por su 78º cumpleaños, no fue su pareja, quien no regresó para la señalada fecha. Hasta el cómico se rió de la supuesta crisis que les presuponían y eso que Carmen Borrego ya lo avanzó en la revista Lecturas: "No hay crisis. Van a pasar juntos el resto del verano".

"A veces la vida es así y las cosas se enrollan más de la cuenta", explicaba el humorista a su llegada a la estación, mientras que la presentadora malagueña (aunque nació en Tetuán, sus padres se trasladaron cuando tenía un año de edad), cuando los periostas presentes le comentaban lo "contenta" que se le veía con Edmundo, contestó "¡Y a él también!", dando muestras de que el humor en la pareja es cosa de los dos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Lecturas (@revistalecturas) el14 Ago, 2019 a las 2:25 PDT

Y es que María Teresa Campos llegó un momento en que se molestó bastante con los rumores de que había sido abandonada por su pareja. "Me da la risa lo machistas que son algunos. No se les pasa por la imaginación que sea yo quien deje a Bigote", comenzó diciendo de modo más distentido para, luego, y de manera más rotunda, afirmar: "No voy a contar por qué se ha ausentado Bigote, son cosas personales".

Porque ahora ellos ya no piensan en estos meses anteriores, sino en pasar en Marbella lo que queda de estío recuperando el tiempo perdido, puesto que Bigote Arrocet ha estado sesenta días en Chile para ver y disfrutar de la compañía de su hija, dedicarle un tiempo a sus negocios en el país sudamericano y darle un último adiós a Gabriela Velasco, la que fuera su primera esposa y que falleció a princpios de junio.

Un verano lleno de pasión

El actor argentino-chileno (nació en Buenos Aires pero a los 11 años se trasladó a la tierra de Gabriela Mistral y Pablo Neruda) aterrizó a Madrid y nada más llegar ya estaba saliendo hacia la ciudad andaluza de la Costa del Sol para ver a su pareja. Las fotos de la revista Semana lo demuestran.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Revista SEMANA (@semana_revista) el13 Ago, 2019 a las 11:25 PDT

Y es que ha sido el mayor lapso que han estado alejados el uno del otro. "Nunca hemos estado tanto tiempo separados", aseguró la periodista tras reencontrase con Arrocet.  La pareja cumple este estío cuatro años juntos, dado que, aunque comenzaron a verse en 2014, no fue hasta el verano de 2015 que lo hicieron oficial.

Se están hospedando en uno de los lugares preferidos de la presentadora: el hotel Guadalmina de Marbella. Allí, la madre de Terelu Campos y Carmen Borrego tiene reservadas varias habitaciones, tanto para ella como para el servicio. Y hasta allí fueron a dejar las cosas del cómico.

Desde entonces todo han sido gestos de complicidad, miradas y besos, mientras caminaban lentamente por el paseo marítimo, iban a la playa o la piscina e iban a comer siempre juntos. Lo que es, en sí, y como decíamos, recuperar el tiempo perdido.

De hecho, María Teresa Campos quiere relajarse porque, a pesar de estar ahogada por las deudas y, por si fuera poco, no conseguir vender su mansión, todo hace indicar que volverá a trabajar muy pronto. Lo desvelaron en Sálvame y parece ser que se hará cargo de un programa semanal de entrevistas, al estilo de Cine de Barrio, en TVE, aprovechando que Concha Velasco ha dejado de presentarlo.