El Corte Inglés ha dado ya la orden de retirar todas aquellas marcas que hayan utilizado aceite de girasol procedente de Ucrania que presentaba contaminación por hidrocarburos de aceites minerales y garantiza que mantiene su marca blanca, ya que no ha empleado aceite de esta partida.

El Corte Inglés está al habla con los proveedores y vamos a retirar todas aquellas marcas que hayan utilizado aceite de esa partida.

Lo ha hecho tras la petición del Ministerio de Sanidad a la población de que no consuman ningún aceite, a la espera de conocer qué marcas presentan aceite contaminado. Sanidad ha afirmado que su consumo, sin embargo,
no entraña riesgos para la salud.

"El Corte Inglés está al habla con los proveedores y vamos a retirar todas aquellas marcas que hayan utilizado aceite de esa partida", han detallado fuentes de El Corte Inglés a Efeagro.

Dichas fuentes han subrayado que los fabricantes de su marca blanca garantizan que no han utilizado este tipo de partida, por lo que sigue a la venta al no haber ningún tipo de problema.

Según la información recabada hasta el momento, la gran mayoría del aceite potencialmente contaminado (por sospecha de origen) "está fuera de la cadena alimentaria o en fase de retirada antes de su comercialización", ha señalado el Ministerio de Sanidad y Consumo en un comunicado.

Borges y Fonsal también lo garantizan

Por su parte, el consejero delegado de la compañía catalana Borges, Josep Pont, aseguró hoy que el consumo de su aceite de girasol es seguro.

En declaraciones a Europa Press, Pont afirmó que la contaminación del aceite no afecta a Borges "en absoluto", ya que controla "toda la cadena de producción, desde la pipa hasta el aceite envasado".

La compañía refina el aceite con pepitas propias que cultiva en campos de Extremadura, entre otros territorios, y no compra aceite ya procesado, por lo que consideró que la recomendación del Ministerio no tendría que extenderse a todas las que comercializan este tipo de aceite.

La valenciana Olisoy, que envasa girasol con la marca Fonsal, también ha anunciado que su aceite no proviene de Ucrania y que, por tanto, se puede consumir con todas las garantías.