TAP
Un avión de la aerolínea portuguesa TAP. TAP AIR PORTUGAL

La aerolínea portuguesa TAP pondrá en marcha el próximo verano dos puentes aéreos que unirán las principales ciudades del país luso, Lisboa y Oporto, con Madrid.

Los dos puentes aéreos forman parte del plano de ruta presentado este martes por la compañía, que, sin dar fechas concretas, explica en un comunicado que Madrid-Oporto contará con seis frecuencias diarias, más del doble de la oferta actual.

Este aumento de frecuencias será posible porque TAP decidió redireccionar hacia esa ruta la capacidad que actualmente dedica a los vuelos Oporto-Barcelona y Oporto-Lyon, que serán suspendidos, ya que existe una "amplia oferta" de la competencia.

También creará un puente aéreo entre Lisboa y Madrid, aunque no especificó el número de conexiones diarias que tendrá.

Más conexiones entre la capital lusa y ciudades españolas

La aerolínea, que actualmente lidera el tráfico entre los dos países, creará también una nueva ruta entre Lisboa y Santiago de Compostela y reforzará otras conexiones entre la capital lusa y ciudades españolas.

Así, pasará a operar siete vuelos diarios con Barcelona —actualmente hay seis—; cuatro con Sevilla —ahora hay tres—, y tres con Bilbao, Valencia y Málaga —frente a los dos actuales—.

Fuera de la Península Ibérica, TAP decidió cancelar su operación en el aeropuerto de London City debido a la "incertidumbre de demanda" por parte de los clientes, asociada al brexit, y por los resultados menores a lo esperado. Por el contrario ha aumentado su capacidad en los otros aeródromos de la capital británica.

Además reforzará la operación en Brasil, con más vuelos a las ciudades de Belém y Natal, y en Estados Unidos, con más conexiones con Nueva York y Miami y nuevas rutas a Washington DC y Chicago.