El concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Gijón, Aurelio Martín, ha confirmado este martes el hallazgo de un vertido de restos de productos alimenticios en el río Piles, procedente del recinto ferial gijonés 'Luis Adaro'.

Martín, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que tras la alerta dada por los ecologistas de un posible vertido se inspeccionó la zona, primero por la Unidad de Vigilancia Medioambiental de la Policía Local, que no avistó nada en la comprobación ocular, y más tarde, conjuntamente, por técnicos de Medio Ambiente y de la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA).

Los técnicos certificaron el vertido, que era de restos de comida pero no había presencia de fecales, en la zona ubicada entre el final de la Feria y el Pueblo de Asturias, donde se concentra un buen número de puestos de comida.

Según el concejal, el problema se debe a una red de saneamiento "muy envejecida" que cuando se colmata pasa a la parte fluvial y vierte directamente al río Piles.

Eso sí, ha remarcado que se han hecho este lunes análisis en la playa de San Lorenzo, en las tres zonas habituales, que han dado un resultado de calidad "apta" para el baño. La analítica, no obstante, se ha repetido en este día y los resultados se tendrán este miércoles.

Como solución temporal, en tanto no acabe este domingo la Feria Internacional de Muestras de Asturias, se realizarán inspecciones por las noches en la zona y la EMA hará recogidas a la mañana.

Más a largo plazo, la Cámara de Comercio, que gestiona el recinto ferial, se

ha comprometido a hacer las inversiones precisas para arreglar esa parte de la red, ya que se trata de una tubería privada.

ORDENANZA DE MOVILIDAD

Por otro lado, Martín ha avanzado que esperan poder presentar el próximo septiembre un borrador de la Ordenanza Municipal de Movilidad, para que en cuatro meses pueda estar aprobada.

La urgencia viene ahora a raíz de la polémica surgida en torno al uso y proliferación de los patinetes eléctricos en la ciudad. Y si bien inicialmente el concejal había abogado por esperar a que estuviera aprobado el Plan de Movilidad y otras normativas que le afectan, ha incidido en que el tema de los patinetes eléctricos es "una realidad",

En todo caso, ha apuntado que si, posteriormente, otra normativa afecta a la Ordenanza, pues habría que cambiar los artículos que sean necesarios.

También ha explicado que están estudiando la documentación presentada por la empresa que gestiona un servicio de alquiler de patinetes eléctricos en la ciudad desde su concejalía y también la de Urbanismo. Ha remarcado, unido a ello, que en Málaga son ya ocho las empresas que prestan el servicio, por lo que es preciso adelantarse a posibles necesidades.

Consulta aquí más noticias de Asturias.