La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha un operativo especial de regulación, ordenación y vigilancia de las carreteras desde las 15.00 horas de este miércoles hasta las 24.00 horas del próximo domingo con motivo del puente del 15 de agosto, periodo en el que prevé que se produzcan 7,8 millones de desplazamientos de largo recorrido (es decir, de más de 50 kilómetros).

El puente coincide con varios acontecimientos que implican mayores intensidades de tráfico en viajes de largo y corto recorrido: la festividad del jueves 15 de agosto, que supone un éxodo de las ciudades de los ciudadanos que no están de vacaciones y salen a disfrutar de cuatro días de descanso; el cambio de quincena vacacional, por lo que coincidirán en carretera los que finalizan las vacaciones con los que las empiezan, y un aumento de los trayectos cortos por vías convencionales entre localidades que celebran fiestas patronales, según informó la DGT.

Tráfico dispondrá de medidas de regulación y ordenación del tráfico en los accesos a poblaciones importantes que celebren sus fiestas y también en las principales vías de comunicación con elevadas intensidades circulatorias y que canalizan los desplazamientos entre las zonas del litoral y los grandes núcleos urbanos de Madrid, Barcelona, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y Andalucía.

Los paneles de mensaje variable, además de informar de las incidencias que se produzcan en carretera, recogerán mensajes recordatorios relacionados con la seguridad vial: descanso, uso del cinturón de seguridad, velocidad, uso del carril derecho, intermitentes, etc. Desde el aire, la DGT vigilará tanto las carreteras convencionales como las vías de alta capacidad con helicópteros y drones.

Controles de velocidad, alcohol y drogas

El puente coincide con la campaña de vigilancia de la velocidad que Tráfico está llevando a cabo durante esta semana, por lo que en estos días se incrementan los controles con radares móviles, especialmente en las carreteras convencionales. La vigilancia de estas infracciones se realiza de forma complementaria desde el aire con helicópteros que llevan incorporado el radar Pegasus.

También se intensificarán los controles preventivos de alcohol y drogas durante el puente, por lo que cualquier conductor puede ser solicitado por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para someterse a las pruebas. La celebración de fiestas en numerosas poblaciones lleva aparejado un consumo mayor de este tipo de sustancias, según destacó la DGT.

Para evitar accidentes, Tráfico recomendó planificar el viaje por la ruta más segura para evitar imprevistos, descansar cada dos horas, respetar la velocidad establecida en cada vía, mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente, no ingerir alcohol ni consumir drogas cuando se vaya a conducir y que todos los ocupantes lleven puesto el cinturón de seguridad (los menores con menos de 135 centímetros de altura deben ir en sillita infantil).