Josephine Gillan, Marei en 'Juego de Tronos'
Josephine Gillan, Marei en 'Juego de Tronos'. HBO

Josephine Gillan, famosa por su papel de Marei en Juego de Tronos, está pasando por los momentos más difíciles de su vida.

La intérprete ha utilizado las redes sociales para pedir ayuda para poder recuperar a su hija, después de que los servicios sociales israelíes se la arrebataran.

Tal y como narra la propia Josephine Gillan en su perfil de Twitter, había dejado a su hija de ocho meses a cargo de una amiga suya ya que ella estaba en tratamiento por depresión posparto.

"A todo el mundo con corazón, por favor echad un vistazo a mi trágica historia, estoy recaudando dinero para Por favor salva a mi bebé", asegura.

La actriz ha explicado también que los servicios sociales se personaron en el domicilio donde se encontraba la pequeña y se la llevaron a las doce y media de la noche. "El perturbador momento en el que los servicios sociales israelís secuestraron a mi bebé. A las 12.30 de la noche en domingo. Mi amiga suplicó, pero amenazaron con meterla en la cárcel si no entregaba a mi bebé. Mi familia, amigos y yo estamos con el corazón roto".

"¡No tengo permitido verla ni tener contacto! ¡No tengo idea de dónde está ella! ¡No estaba allí en ese momento y no sabía lo que habían hecho! ¡Es absolutamente indignante! ¡No he hecho nada malo y tampoco mi amiga que se preocupaba por ella!", explicaba la actriz en su petición en Go Fund Me para recaudar dinero y poder contratan un abogado que la ayude.