Sorprendida por dicho aumento, de casi el 16 por ciento, con un incremento proporcional de los costes en personal de alta remuneración, la FSP-UGT CyL, a través de un comunicado recogido por Europa Press, resume la situación en que la Junta del PP y Cs "sigue empeñada en tener más capitanes generales y menos remeros".

Sólo como ejemplo, cita como llamativo el incremento, por ejemplo, en la Consejería de Agricultura y Ganadería, que teniendo exactamente las mismas competencias necesita dos directores generales más para poder realizarlas. Exactamente, el mismo incremento se produce en Empleo e Industria. "Veremos si los resultados justifican este incremento de gastos", advierte.

Otra característica del nuevo organigrama de la Junta, a juicio de UGT, es la generalización de la figura de la viceconsejería en casi todas las consejerías, que pasan de cinco a ocho. "Tras analizar lo publicado, desconocemos la necesidad real de la creación de estas figuras en la mayoría de las consejerías y nos parece que la única justificación posible es la política, como reparto de sillones entre los dos partidos", censura.

Fundameta tal afirmación en que su creación no supone una disminución en los órganos inferiores (direcciones generales), a lo que añade que con la criticada organización se llega al máximo de consejerías que permite la Ley 3/2001, de 3 de julio, de Gobierno y Administración de la Comunidad de Castilla y León. "Nos queda la duda de si habríamos teniendo un mayor número si la Ley lo hubiese permitido", concluye la FSP-UGT CyL.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.