Según han informado fuentes del 092, los hechos ocurrieron a mediodía de este lunes, cuando la sala de comunicaciones de la Policía Local recibió un aviso por parte de un conductor de bus urbano, que informaba sobre un individuo que estaba a bordo del autocar, golpeando el mobiliarios interior y amenazando al resto de viajeros.

Los agentes se desplazaron hasta el lugar de los hechos, en la zona de O Calvario, y observaron como el sospechoso, al percatarse de la presencia policial, comenzó a aporrear la puerta del bus, exigiendo que le abriesen para apearse. Cuando llegó la patrulla, el hombre había conseguido salir del autocar, y se había dado a la fuga.

Los policías le siguieron a pie y comprobaron que saltaba un muro hacia una zona llena de maleza. Al verse perseguido por los agentes, el sospechoso siguió saltando varias tapias a través de las fincas, haciendo caso omiso de los agentes, que intentaban tranquilizarlo.

Finalmente, el hombre llegó a una finca en la que entró en un galpón y se hizo con una hoz y un cuchillo de 12 centímetros de hoja, con los que amenazó a los agentes, a la vez que les insultaba.

Tras contactar con la propietaria de la finca, los agentes lograr acceder y, mientras unos policías entraban por la puerta principal, otro franqueó el muro y, por detrás, pudo saltar sobre el sospechoso y reducirlo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.