Triángulos de coche
Triángulos de coche. GTRES

Este fin de semana muchas personas saldrán a la carretera rumbo a sus vacaciones. Además de cargarse de paciencia para llevar con calma el aumento de tráfico que se vivirá esos días por toda España, existen cinco básicos que debes recordar poner a punto y revisar para que el inicio de estos días de descanso no se convierta en una pesadilla.

En primer lugar, dado que se trata de una operación salida en pleno mes de agosto, es importante comprobar el aire acondicionado. Si viajamos sin climatización en el coche, aumentamos el riesgo al que están expuestos todos los ocupantes del vehículo.

Después, si no queremos quedarnos tirados en la carretera, una situación que, a pesar de saber cómo gestionar y colocar correctamente los triángulos, todos preferimos evitar, hay cinco elementos del coche que debes revisar antes de emprender el viaje:

Neumáticos. Un clásico pero que casi siempre se olvida. Se trata de uno de los elementos del coche que más sufre en los desplazamientos y, por eso, debe ser lo primero que nos venga a la cabeza antes de cargar el maletero: revisar la presión (teniendo en cuenta la carga), verificar el dibujo, comprobar los flancos y huella sin cortes ni desgaste irregular.

Nivel de líquidos. Son varios los que debemos tener en cuenta: refrigerante, líquido de frenos y dirección, del limpiaparabrisas y aceite del motor resultan fundamentales.

Batería. Quizá podamos arrancar sin problemas, pero al llegar al destino, quedarnos tirados y no poder regresar. Para evitarlo, antes de salir de viaje hay que comprobar los, el nivel del líquido y vigilar que no tenga fugas.

Luces. Que todas funcionen (posición, intermitentes, alumbrado…) y estén limpias para poder ver y facilitar el ser vistos en carretera.

Además, es recomendable acudir a un taller para que nos realicen estas comprobaciones a fondo y añadan alguna más, como el bien estado de los frenos (fundamentales para la seguridad del vehículo) y las suspensiones.

Una vez con todo estos elementos a punto se puede empezar el viaje sin temor. Aunque, hay un par de detalles que, ya puestos a repasar todo lo que debemos tener controlado en el vehículo, no viene mal tener en cuenta: la documentación (comprobar que llevamos todos los papeles y que están al día) y los elementos obligatorios (chaleco, triángulos, rueda de repuesto o kit reparapinchazos…)