Isabel Pantoja
Isabel Pantoja en una imagen de enero de 2019. GTRES

Deudas, deudas, embargos y más deudas. Las celebs españolas también tienen (más o menos) los mismos problemas que todo el mundo y, cuando se trata de dinero, no varía en absoluto que seas portada de revista o que la compres.

¿O cuál si no es la razón de que Isabel Pantoja haya firmado su contrato multimillonario con Mediaset después de tantísimos años? Pues el montante que debe, que de otra forma perdería su finca Cantora (y sus dos áticos en Fuengirola).

La inmensa mayoría suele tener sus discrepancias con Hacienda, que cada año saca su lista de morosos y salen a relucir los nombres de la farándula que tienen que pagar al Estado. Aunque algunos no están en la lista y directamente están ahogados.

Porque esa ha sido la expresión que ha usado Lolita en sus recientes entrevistas con Bertín Osborne ("He tenido que pedir dinero a mi hermana para comer") o en Sálvame Deluxe. "No he defraudado a nadie. No ha sido por fraude fiscal, sino por unas deudas que no pude pagar cuando llegaron. Vendí mi casa para pagar a Hacienda, una multa de alrededor de 600.000 euros", aseguró, antes de aceptar que seguía ahogada dado que su madre, Lola Flores, les dejó "dos piernas maravillosas, mucho arte y mucho amor, pero dinero, nada de nada".

Otra que tal baila es Terelu Campos, que ahí sigue, buscando quien le compre su casa de lujo por casi millón y medio de euros. Desde que no trabaja en el programa de Telecinco, la periodista está con el agua al cuello (aunque su madre, María Teresa Campos, también se desespera por no vender su mansión, pero la veterana presentadora no está tan agobiada).

Sin dejar el canal, Aramís Fuster vio cómo le embargaban el año pasado su sueldo en Gran Hermano VIP 6, dado que la adivina tenía una deuda con su casero en Marbella de algo más de 10.000 euros.

Y desde luego, a quien le viene que ni pintado el dicho de "a perro flaco, todo son pulgas" es a Alejandro Sanz. A su divorcio con Raquel Perera se une ahora los nueve millones de euros que le reclama su exmánager por rescindir el contrato de manera unilateral.

Y si de cantantes va la cosa, el siguiente es sin lugar a dudas Francisco, que ahora enfrenta nuevos problemas de corte crematísitico que han llegado a un punto en el que quieren embargarle el coche debido a todas las deudas que ha contraído por Delacoba 2000 S.L., su empresa de representación y contratación artística.

Hacienda somos...

Por último, claro, cabe anotar los nombres de los que, en el junio pasado, Hacienda introdujo en su lista de morosos. Y hasta los que ya no están aunque aparecieran en la del año anterior.

Entre estos últimos destacan Miguel Bosé y Kiko Matamoros. Que hayan desaparecido de la lista no significa que hayan saldado su deuda al completo, sino que esta no supera el millón de euros. El cantante adeudaba 1,89 millones, mientras que el colaborador 1,01. Ambos están ahora por debajo de las siete cifras.

Quienes no están son la actriz Paz Vega, novedad en el listado, con un montante de 2,49 millones, que ella misma explicó que se debía a una "disparidad de criterio" con la agencia de tributación, pero recalcando que no era un delito "ni evasión ni nada raro". Sin embargo, y preventivamente, se le embargaron varios bienes inmuebles en sus propiedades de Madrid y Sevilla.

También hacía acto de presencia por primera vez el expiloto Sito Pons, con casi dos millones por triubutar, lo cual entroncaba con una investigación del año pasado or "simular su residencia en el extranjero".

Además de banqueros, políticos y demás personalidades como Rodrigo Rato o Mario Conde, se repetía la presencia de la presentadora Patricia Conde, con 1,8 millones de deuda, o Francisco José Ortiz, el hijo de Gunilla von Bismarck, con 1,3 millones de euros por pagar.