La Guardia Civil ha detenido a 23 personas, la mayoría de nacionalidad búlgara, integrantes de una organización que introducía y distribuía en España billetes de euros falsificados, en el marco de una operación que se ha desarrollado en Alicante, Barcelona, Baleares, Valencia y Badajoz.

La red desarticulada, según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, distribuía los billetes de 100 y 200 euros falsos, que recibían desde Bulgaria, a través de líneas regulares de autobuses.

La organización pagaba un precio por los billetes falsificados, que oscilaba entre el 20 y el 35 por ciento del valor real de las cantidades introducidas en territorio español, y recibía una compensación económica por el éxito en el traslado.

Introducian los billetes en establecimientos comerciales sin medios de detección de falsificaciones
La operación, denominada 'Lamarina', se inició a principios de año a raíz de varias denuncias de pequeños comerciantes en distintos puntos del país, que habían recibido como pago por la compra de sus productos billetes de 100 y 200 euros falsificados.

Las primeras investigaciones, dirigidas por el juzgado de instrucción número 2 de Torrevieja (Alicante), permitieron a la Guardia Civil localizar una vivienda en la localidad alicantina de San Vicente de Raspeig, que resultó ser la base de operaciones de la red.

Entre el material que se les ha incautado hay dispositivos para grabar en cajeros automáticos
La mayoría de los registros se practicaron en Alicante; pero también se procedió a registrar otras tres viviendas en Tarrasa (Barcelona), Ibiza (Baleares) y Badajoz.

Durante los registros, la Guardia Civil se incautó de gran cantidad de documentación falsa -pasaportes, tarjetas de crédito, etc-, instrumentos para falsificar documentos, soportes electrónicos con dispositivos de grabación para su instalación en cajeros automáticos, ganzúas, balanzas de precisión, pequeñas cantidades de droga, así como 27.550 euros en billetes falsos.

A lo largo de la investigación se ha detectado que la red había distribuido y cambiado billetes falsos en distintos establecimientos comerciales, carentes en su mayoría de medios de detección de falsificaciones, en las provincias de Teruel, Barcelona, Burgos, Valladolid y León, así como en puntos de las Comunidades de Galicia, Murcia y Extremadura.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD