Isabel Díaz Ayuso, que previsiblemente será investida este miércoles presidenta de la Comunidad de Madrid, si no hay sorpresas inesperadas, defiende su honradez y asegura que nunca ha formado parte de ningún esquema de corrupción, ni ningún juzgado la ha llamado "siquiera a declarar como testigo".

"Siempre he sido una persona honrada. Hija de una familia que en la crisis perdió todo", asegura en una entrevista que publica El Mundo este domingo.

"En mi actuación no hay nada reprochable", subraya Díaz Ayuso. "Hasta que fui diputada solo tuve un perfil técnico", vinculado al área de comunicación y redes sociales del partido, continúa.

En la entrevista, la candidata popular hace un repaso a su vida desde que se independizó a los 22 años —"en cuanto tuve un sueldo", señala— tras lo cual se marchó una temporada al extranjero y, a su regreso, se afilió a Nuevas Generaciones del PP, donde conoció a Pablo Casado.

"Nunca he formado parte de ningún engranaje. Ni de la corrupción ni de nada. Ningún juez me ha llamado siquiera a declarar", manifiesta en relación a las últimas informaciones que le vinculan a posibles irregularidades en el marco del caso Púnica que investiga la financiación del PP en la etapa de Esperanza Aguirre.

"La campaña que hay contra mí es porque intentan echar por tierra mi investidura. Marcarme y dañar mi honor", asegura.

"Yo lo soporto todo. Lo que me duele es que me ataquen usando a alguien que no se puede defender por sí mismo porque está muerto. Mi padre", agrega Ayuso en relación a la empresa fallida de su padre, que recibió un préstamo de 400.000 euros de Avalmadrid.

Este viernes, infoLibre publicó que en 2011 Ayuso escribió un correo a un directivo de Avalmadrid reconociendo que la empresa de su padre —y otros socios— que recibió el préstamo avalado por sus padres "estaba muerta", según el digital que además asegura que, tres semanas después, Ayuso aceptó que estos le donaran una vivienda.

Sus socios la defienden

Los grupos de PSOE y Más Madrid en la Asamblea de Madrid han cuestionado su investidura al considerar que su Gobierno nacería entre "sospechas" por las informaciones del préstamo de Avalmadrid y por haber mantenido contacto con la empresa del supuesto conseguidor de la trama Púnica, en relación a la página web electoral de Esperanza Aguirre en 2011.

Al respecto, el secretario general de Ciudadanos (Cs), José Manuel Villegas, ha defendido el pacto con el PP en Madrid para hacer presidenta a Ayuso pese a las noticias de supuestas irregularidades, y ha dicho que están "tranquilos" porque "si hay un imputado por corrupción se tiene que ir a casa".

Tras los debates de investidura, los días 13 y 14 de agosto, si no hay sorpresas inesperadas, Isabel Díaz Ayuso será la presidenta de la Comunidad de Madrid y se colocará al frente del primer gobierno de coalición en la región, junto a Cs, y con el apoyo de Vox.

Consulta aquí más noticias de Madrid.