Lleva las cenizas de su mujer al centro de salud: "La mandaron a casa y murió a las tres horas"

  • Un vecino de Lugones protestó así cuatro días después de la muerte de su esposa, justo un día antes de jubilarse.
Imagen del centro de salud de Lugones, en Asturias.
Imagen del centro de salud de Lugones, en Asturias.
GOOGLE STREET VIEW

Germán Castellanos es un vecino de Lugones, Asturias, que el pasado lunes perdió a su mujer, María Luisa Amores, de 65 años. Tres horas antes de la muerte de la mujer ambos acudieron a Urgencias del Centro de Salud de la localidad, pero los mandaron a casa. Este viernes, Castellanos llevó en una urna las cenizas de su esposa al centro de salud como protesta, recoge El Comercio.

El gesto de Castellanos tiene mucho de simbólico, porque a la urna añadió jabones "para limpiar la conciencia", 100 euros como pago a una consulta "de tres minutos", algunas rosas rojas y una invitación al hotel Las Viñas, regentado por el matrimonio, "por la gran atención prestada en la consulta". Todo ello, para el doctor de Urgencias que atendió a la mujer tres horas antes de morir. Tras este gesto simbólico, Germán Castellanos acudirá a los tribunales.

Todo empezó cuando el lunes, la mujer acudió a Urgencias aquejada de fuertes dolores de cabeza. "Él (el médico) se molestó muchísimo porque teníamos que haber pedido vez, así que la mandó para casa sin mirar", dice Castellanos, que está a la espera del resultado de la autopsia. Aunque ésta demuestre que el fatal desenlace era inevitable, Castellanos reivindica "que nos hubiera tratado como personas".

El hombre, este viernes, entregó todos los objetos al médico. Según su relato, el médico le ofreció pasar a su despacho, pero él se negó y "le ofrecí que lo que me quisiera decir lo dijera delante de toda la gente".

Ahora, la vida de Germán ha cambiado para siempre. Su mujer se jubilaba al día siguiente. "Teníamos la vida resuelta para marchar y ahora todo se desmorona". Dice que sin su mujer se siente "sin nada".

Según El Comercio, el centro de salud de Lugones ya ha sido objeto de críticas por las largas listas de espera, de hasta dos semanas para consultas de atención primaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento