El 'Playa de Bakio'.
El pesquero español fue asaltado y secuestrado por piratas (EFE). EFE

Los piratas somalíes que secuestraron el atunero Playa de Bakio el pasado domingo han decidido alejarse de la costa del país africano para evitar que grupos rivales asalten la embarcación, según publica El Mundo.

Los piratas se han aprovisionado de víveres

El diario cita la declaración que hizo un jefe tribal de la zona en la que estaba fondeado el barco a la agencia AFP: "Los piratas se han aprovisionado de víveres [...] y se han dirigido hacia alta mar colocándose a unos 160 kilómetros de la zona costera de Gaan", unos 400 kilómetros al norte de la capital, Mogadiscio.

Al parecer, "los combatientes islamistas de la región se preparaban para atacarles", lo que ha provocado su marcha.

"Psicológicamente mal"

El jefe de máquinas del Playa de Bakio, José Manuel Baz Márquez, ha asegurado esta noche que la tripulación del atunero vasco, secuestrado por piratas en aguas de Somalia el pasado domingo, se encuentra "físicamente bien, pero psicológicamente mal". "Mantenemos la calma como podemos", ha explicado.

No puedo hablar mucho. Me están controlando

En declaraciones a La Voz de Galicia, el jefe de máquinas ha explicado que los marineros secuestrados (ocho gallegos, cinco vascos y trece africanos) se encuentran en el interior del barco. Ha asegurado, además, que desconocen las condiciones que han establecido los piratas para su rescate.

"No puedo hablar mucho. Me están controlando, te tengo que dejar", ha señalado en la breve conversación, de apenas un minuto de duración, en la que ha explicado que por el momento tienen comida.