Misisipi redada
Magdalena Gómez, de 11 años, ante algunos medios. Dallas Urban/ YOUTUBE

Las autoridades migratorias de Estados Unidos arrestaron este jueves a 680 inmigrantes en situación irregular en Misisipi. La mayor redada de este tipo en al menos una década se ha producido en procesadoras de alimentos del estado.

El episodio ha dejado algunas imágenes en las que decenas de menores son separados a la fuerza de sus padres, según ha publicado The Guardian.

Una de estas escenas que más han sido difundidas en las redes sociales, ha sido la súplica de una niña en la que pide la libertad de su padre. "Gobierno, por favor, muestra corazón. Deja que mi padre sea libre", dijo Magdalena Gómez, de 11 años, entre lágrimas ante algunos medios. 

Decenas de niños han sido llevados a refugios improvisados y han quedado a cargo de parientes, vecinos, e incluso extraños.

El fiscal del distrito sur del estado, Mike Hurts, ha confirmado que ha sido la redada más grande realizada por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en un solo estado.

El departamento de servicios de protección infantil de Misisipi ha aclarado que ningún menor estaba bajo la custodia del Estado. "No tenemos ni idea de cuántos niños hay ni dónde están", ha añadido Lea Anne Brandon una portavoz de la agencia al New York Times. Según han informado las autoridades, los niños serán ubicados con algún familiar o funcionarios.

Según la oficina del fiscal de EE UU en el distrito sur de Misisipi, ha declarado que todos los detenidos fueron preguntados si tenían niños en el colegio. Sin embargo. El periodista Alex Love de la televisión local ha publicado de Twitter que los menores fueron abandonados sin un lugar al que ir.

"A pesar de la mayoría de los niños de inmigrantes indocumentados arrestados en Misisipi este miércoles se han reunido con sus padres, la pregunta ahora es cómo llegarán a un fin de mes sin ingresos mientras esperan en los tribunales de inmigración", ha publicado el periodista junto a imágenes de recogida de alimentos.