Matteo Salvini
Matteo Salvini en el programa italiano 'Porta a porta'. EFE

El partido ultraderechista Liga anunció este viernes una moción de censura contra el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, al que hasta ahora habían apoyado en coalición junto al partido atrapalotodo Movimiento Cinco Estrellas (M5S).

El líder de la Liga, vicepresidente y ministro del Interior, Matteo Salvini, ya había anunciado el jueves que daba la alianza de Gobierno por rota y reclamó elecciones anticipadas, dadas las tensiones y divergencias en la coalición sobre numerosos temas.

"Demasiados noes hacen daño a Italia que, por contra, necesita volver a crecer y volver a votar rápidamente. Quien pierde el tiempo perjudica al país y solo piensa en la poltrona", se lee en una nota del partido, tras la presentación de la moción en el Senado.

Salvini ha exigido que los senadores y diputados regresen a Roma de las vacaciones para que Conte constate en el parlamento su falta de apoyos, presente su dimisión y el Jefe de Estado, Sergio Mattarella, convoque los nuevos comicios.

Tras la retirada del apoyo de la Liga al Gobierno, el primer ministro tenía básicamente dos opciones: presentar su dimisión a Mattarella o acudir al Parlamento a Verificar su apoyo, y se ha decantado por la segunda opción.

Conte ofreció anoche un duro mensaje en el que acusó a Salvini de dinamitar la coalición para aprovechar su propio tirón electoral, tras las elecciones europeas, en las que fue el primer partido del país, y avanzó que acudiría al Parlamento a hacerle dar explicaciones.

El Parlamento está ahora mismo cerrado y se espera una reunión de portavoces en los próximos días para convocar la sesión que vote la moción, que se espera hacia el 20 de agosto según medios locales.

Una vez que Conte constate su falta de apoyo en las cámaras, pues solo le secunda el Movimiento 5 Estrellas, debería acudir ante el jefe del Estado para presentar su dimisión.

En caso de que Mattarella se decantara por disolver el parlamento y convocar elecciones, estas deberán tener lugar en un plazo mínimo de 24 días y un máximo de 70, por lo que los comicios deberían celebrarse en la segunda mitad del mes de octubre.

Sin embargo, no es la única carta reservada al jefe del Estado, pues podría tantear la formación de un nuevo Gobierno con la formación del actual Parlamento o designar un Gobierno tecnócrata y provisional, una opción que no interesa ni a M5S ni a la Liga.

Según un sondeo del pasado 31 de julio, realizado por el Instituto Ipsos para el "Corriere della Sera" y publicado ayer, la Liga obtendría un 36% de los votos en unas próximas elecciones y podría gobernar junto a las formaciones ultraderechistas Hermanos de Italia (7,5%) y Forza Italia (7,1%)