Un helicóptero de los bomberos ha encontrado el cuerpo en el fondo de un barranco, en una zona de difícil acceso, y los Mossos d'Esquadra se encargarán del levantamiento del cadáver; además, el Servicio de Emergéncias Médicas (SEM) se ocupa de dar apoyo psicológico a los familiares.

Los padres, turistas holandeses, habían salido la tarde del jueves a hacer una excursión por la montaña y cuando volvieron su hijo de 14 años había desaparecido, por lo que lo notificaron a las autoridades, que iniciaron la investigación a las 20.21 horas.

Cuatro dotaciones de los Bombers y una unidad de los Mossos buscaron el menor hasta las 4 horas de la mañana, retomando la búsqueda la mañana de este viernes con la ayuda de un helicóptero, que ha localizado el cadáver hacia las 8.30 horas.

De momento, las investigaciones apuntan a una muerte accidental, y el cuerpo será trasladado a un centro médico para realizarse la autopsia, han informado Los Mossos a Europa Press.

Consulta aquí más noticias de Lleida.