EGK ha denunciado, a través de un comunicado, que la violencia machista es un problema social en el que todas las personas tienen "parte de responsabilidad".

El Consejo de la Juventud de Euskadi ha advertido de que "solo mediante actitudes que muestran la predisposición a la ayuda podremos actuar como sociedad contra este problema social en el día a día".

Además, tras recordar la ley no considera violencia de género determinadas situaciones, ha reclamado que todos los ataques contra su bienestar que sufran las mujeres por el hecho de serlo sean reconocidas como violencia de género.

Por otra parte, el Consejo considera "inadmisible" la violencia machista aún esté presente "de forma tan grave y dura" en la juventud. Asimismo, ha subrayado que este es uno de los mayores problemas para construir una sociedad basada en la igualdad.

Consulta aquí más noticias de Álava.