Cochero de caballos en Sevilla
Captura de la grabación difundida por los testigos. ATLAS

Una yegua de calesa se ha desplomado de madrugada tras una larga jornada de trabajo en Sevilla. El animal, sin fuerzas, se cayó al suelo y se golpeó en la boca. Su dueño, con ayuda de algunos transeuntes pudo ponerla en piel, tras varios intentos.

El incidente no dejó indiferente a algunos testigos que empezaron a increpar al cochero por el trato al animal. Una vez la yegua consigue mantenerse en pie, el dueño se enfrenta a la multitud formada alrededor del animal, al grito de "esto no es un circo".

El ambiente empieza a caldearse y el dueño se sube encima del caballo mientras con actitud chulesca dirige gestos a los presentes. En consecuencia, algunos testigos grabaron la escena para denunciar la situación en redes sociales.

Los caballos permanecen en las calles con altas temperaturas durante jornadas de 10 o 12 horas al día transportando turistas. El Ayuntamiento de Sevilla no regula el trabajo de estos animales y deja en decisión de los dueños sus condiciones de trabajo. Los animalistas piden que este atracción turística se sustituya por carruajes eléctricos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.