El truco de la DGT para hacer más útiles los radares de velocidad
Un radar de velocidad, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS/SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO - ARCHIVO

Más de mil radares repartidos en autopistas, autovías y carreteras convencionales controlan la velocidad en las carreteras durante este verano. Tanto por aire, mediante radares Pegasus o drones, como por tierra, con cinemómetros fijos, móviles, de tramo... Pero no todos multan.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha defendido la existencia de 'falsos radares', es decir, 'cajas' con señalización de radar que, sin embargo, no contienen en su interior uno de estos aparatos, sino que están vacías.

"Es un tema de gestión, surte el mismo efecto la caja con señal con radar que sin radar", ha asegurado este miércoles durante la presentación del operativo que la DGT desarrollará entre el 23 y el 26 de agosto en la frontera por el País Vasco, con motivo de la celebración de la Cumbre del G-7 en Biarritz (Francia).

Preguntado sobre estos 'radares falsos', Navarro ha destacado que no hace falta "llenarlo todo con radares" para que se cumpla la ley. "Además, dicen que tenemos afán recaudatorio; pues que haya cajas con señales y que no tengan radar anula aquello del afán recaudatorio", añade.

Navarro, que reconoce que ni él mismo conoce cuáles son las 'cajas' que están vacías, señala que este método sirve para hacer cumplir los límites de velocidad, dado que "el objetivo es que se cumpla la ley" y, además, "permite tener muchos más puntos de control de velocidad".

Asimismo, ha negado que se trate de un "engaño" al ciudadano. "El término es un poco fuerte", comenta.

Durante la presentación, Navarro ha valorado la siniestralidad vial de este mes de julio, en el que han perdido la vida 120 personas, 9 menos que el año pasado.

El objetivo de los radares es reducir el número de siniestros, ya que la velocidad inadecuada es el factor concurrente en uno de cada tres accidentes mortales.