Cartivator
Prototipo del coche volador que encendería la llama olímpica en Tokyo 2020. CARTIVATOR.COM

Coches de hidrógeno, electricidad como combustible, musgo como climatizador en el salpicadero como del que dispone el Sono Sion… Que la tecnología ha revolucionado el mundo del automóvil es una realidad, y que no es posible retroceder, otra. Así, hay elementos del coche que tienen los días contados, como la tapa del depósito o el tubo de escape; otros, ya no están en los nuevos modelos que salen en procesión al mercado, como las manivelas de las ventanillas, la antena de la radio o la rueda de repuesto.

Entonces, ¿qué cabe esperar de los coches del futuro? Los avances en materia de combustibles alternativos, materiales sostenibles o automatización lo dejan claro: el futuro apuesta por la independencia y un consumo más responsable.

Placas solares

A finales del pasado año 2018 las dos marcas surcoreanas Hyundai y Kia anunciaron que a partir de 2019 sus productos contarían con placas solares que mejorarían el rendimiento de los vehículos y actuarían como fuente de energía complementaria al motor. Hyundai ha sido la primera de las dos en sacar al mercado un nuevo modelo con estas características, el Hyundai Sonata Hybrid, pero no ha sido la única que ha apostado por esta tecnología.

Baterías de gran autonomía

Si los coches eléctricos es una de las grandes apuestas para el futuro, una batería que alargue su vida autónoma es la principal posibilidad de mejora para reducir la dependencia de puntos de recarga. Un ejemplo de esta tecnología del futuro es la primera batería recargable de 1.000 vatios hora por kilogramo, desarollada por la empresa tecnológica y energética Innolith AG.

Conciencia sostenible

Las alarmas ante la excesiva generación de gases nocivos y contaminación que genera el sector automovilístico es una de las principales razones por las que la industria investiga alternativas al motor tradicional y por lo que se ha arrancado el motor híbrido, eléctrico o de hidrógeno entre otros o aparecieron las etiquetas Eco o Cero o los radares de contaminación. Mientras la ciencia avanza en su búsqueda hacia un transporte más sostenible, hay ciertas cosas que un conductor puede hacer para reducir la contaminación al volante.

Automatización

El sueño de muchos conductores podría hacerse realidad pronto: la conducción automatizada. O lo que es lo mismo, leer, hablar por teléfono, desayunar o simplemente relajarse mientras el coche se conduce por sí mismo, sin necesidad de que nadie controle el volante, los pedales o las marchas. Toyota comenzó recientemente a realizar pruebas de conducción automatizada en carreteras, y no es la única marca que avanza en la investigación.

Coches voladores

Si todavía suena improbable o lejano, esa idea desaparecerá pronto, porque lo cierto es que Japón planea implantar los coches voladores en 2023 y el primer prototipo de coche volador del mundo comenzó a venderse en preventa el pasado mes de octubre de 2018. Mientras tanto, Larry Page, cofundador de Google, tiene desde 2017 su propio prototipo de coche volador.