Una vecina de Torre Pacheco, en Murcia, se encontró este martes a un bebé recién nacido que alguien había metido en una bolsa de la compra y dejado en la puerta de su casa.

La mujer, de nombre Ángeles, pensó en un primer momento que era una bolsa que le habían dejado sus vecinos con productos del campo, como de costumbre. Sin embargo, se quedó en shock al descubrir que lo que había dentro se movía: era una niña recién nacida que estaba manchada de sangre y que aún tenía el cordón umbilical.

"Llevaba mi bolso, mi bolsa, lo tiré todo y pegué un grito", ha relatado Ángeles. La bebé se encuentra en buen estado y no presenta ningún síntoma de alarma. No obstante, permanecerá como cualquier neonato 48 horas ingresada y después se encargarán de ella los Servicios Sociales, según fuentes de la Comunidad consultadas por Europa Press.

Los hechos ocurrieron el martes sobre las 13.45 horas. Al lugar acudió una ambulancia del servicio de Urgencias del Servicio Murciano de Salud (SMS), que trasladó a la pequeña al Hospital Los Arcos del Mar Menor. La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer estos hechos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.