El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha descartado la posibilidad de seguir negociando un gobierno de coalición con Unidas Podemos admitiendo que existe una "desconfianza recíproca" y señalando que "hay visiones completamente distintas del gobierno de coalición" entre ambas formaciones.

"Es evidente que tenemos que buscar otras fórmulas", ha declarado Sánchez en su comparecencia ante los medios tras el tradicional despacho veraniego con el jefe del Estado, el rey Felipe VI, en el Palacio de Marivent, al que llegó con 50 minutos de retraso.

El encuentro se ha celebrado cien días después de las últimas elecciones generales y en pleno bloqueo político, sin que se perciban avances que permitan una una nueva investidura.

"Tras la sesión de investidura, decidimos empezar de cero las negociacones con las formaciones política que pudieran apoyarnos de una forma completamente distinta a como lo habíamos hecho, hablando de contenidos", ha declarado Sánchez, que ha asegurado estar de acuerdo con la voluntad del monarca de que no haya repetición electoral.

"Los votantes expresaron claramente con su voto que quieren un gobierno progresista liderado por el PSOE", ha expresado el líder socialista que ha vuelto a reclamar la abstención del Partido Popular y Ciudadanos en su investidura para facilitar un gobierno "que no dependa de fuerzas independentista en la investidura ni en la gobernabilidad de nuestro país".

Reacción de Podemos

El secretario de Acción de Gobierno de Unidad Podemos, Pablo Echenique, ha puesto en tela de juicio las declaraciones de esta tarde del presidente en funciones tras su descanso de verano con el rey.

A través de su cuenta de Twitter, ha comentado que la "desconfianza recíproca" de la que ha hablado Sánchez que existe entre el PSOE y la formación morada, no es más que la "enésima excusa para seguir buscando el pacto con Rivera o llevarnos a elecciones".

Además, ha querido recordar que Sánchez desconfía de "quien le hizo presidente y con quien pactó los presupuestos más sociales de la democracia". Por último, ha insistido al presidente del Ejecutivo que debe "trabajarse los apoyos" para la investidura y "dejar de buscar excusas".