Bolsa de sangre
Es necesario donar sangre, también durante el período de vacaciones en verano. GTRES

Cada verano, desde hace décadas, se produce el mismo problema en los bancos de sangre de nuestro país: caen las reservas y se vuelve a hacer un llamamiento a la sociedad para que continúe siendo solidaria y siga acercándose a donar también durante las vacaciones.

La razón, como apunta Iñaki Aguirre, gerente de la Unidad de Extracción de Sangre para la Donación de Cruz Roja Madrid, es un problema de oferta, no de demanda, "no es que se necesite más sangre en verano, pues en general las necesidades de sangre van asociadas a procesos oncológicos, a leucemias, a intervenciones quirúrgicas... y estas enfermedades no tienen una variabilidad estacional. Lo que varía es la oferta que tenemos para dar respuesta a esa demanda".

Es decir, que la gente que habitualmente dona se va de vacaciones, "siempre que hacemos un llamamiento a los donantes, responden, pero en verano, debido a la movilidad geográfica que se produce en vacaciones, las donaciones bajan", afirma Iñaki Aguirre. Como consecuencia, las reservas de sangre descienden, a veces hasta niveles alarmantes.

En busca de donantes

Cruz Roja, que es la responsable en la Comunidad de Madrid y en Asturias de la donación extrahospitalaria, se desplaza cada verano también fuera de la ciudad para facilitar las donaciones, "nos movemos por los pueblos de la sierra madrileña para de alguna manera seguir a estos donantes regulares y facilitarles la donación. Como hacemos el resto del año acercándonos a empresas, centros educativos, universidades, a los barrios...", asegura Iñaki Aguirre.

Por su parte, la Federación Española de Donantes de Sangre lanza cada año la campaña Olimpiada Roja, en la que invita a las personas a seguir donando o a iniciarse bajo el lema "las enfermedades o accidentes no toman vacaciones". Para ello, los equipos médicos de los Centros de Transfusión refuerzan las colectas, especialmente en zonas de veraneo.

¿Qué tipo de sangre es la más demandada?

Aunque depende de cada momento, según nos contó, Dra. Irene Muñoz, hematóloga del Área Médica de la Unidad de Extracción de sangre de Cruz Roja en Madrid, "los que más se utilizan son el A+ y el 0+, porque son los más frecuentes y también con los que más donantes contamos.

Pero de los que se suele demandar más es de los grupos 0+ y 0- porque son los donantes universales. En estos momentos está en niveles bastante críticos el 0+, y del resto de grupos, la mitad está en niveles que requieren de donaciones urgentes, como el 0- y A+ y A-"

Para poner en conocimiento de los donantes si su sangre está entre las más necesitadas en un determinado momento, a través de la web, Cruz Roja ha habilitado un sistema de semáforos con el que, al primer golpe de vista, podemos saber si nuestro grupo sanguíneo requiere de una donación urgente.

Así, el semáforo en rojo indica que se necesita sangre con urgencia, el naranja, que se necesitará en los próximos días, y el verde que podemos esperar algunas semanas, lo que no significa, ni mucho menos, que no podamos donar si queremos.

Todas las reservas son bienvenidas, pues hay componentes de la sangre, como las plaquetas, "que tienen una caducidad muy corta, y necesitamos un stock continuo", afirma la Doctora Muñoz, que nos invita a donar sobre todo el verano, "es cuando más falta hace, así que es un momento perfecto.

A nivel médico no hay ninguna diferencia entre donar en verano o en invierno siempre que se cumplan las recomendaciones".

Quiero donar, ¿qué hago?

Además de informarte sobre el punto de donación más cercano, ya sea móvil u hospitalario, tienes que asegurarte de cumplir una serie de requisitos para que la donación no suponga un riesgo para tu salud.

  • Ser mayor de 18 años y menor de 65 (a no ser que tu médico no lo desaconseje)
  • Pesar al menos 50 kilos
  • Sentirte bien
  • No haber donado en los últimos dos meses
  • No haber donado ya 3 veces en el último año si eres mujer o 4 si eres hombre.

Además, hay una serie de supuestos en los que está desaconsejada la donación, como intervenciones quirúrgicas, embarazo o parto reciente, algunas enfermedades... En el punto de donación te preguntarán si cumples algunos de ellos.

El resto de personas, y en España ya son 1.685.000, están listas para donar vida durante todo el año.