Avería coche.
El seguro nos debe indicar a qué número hay que llamar en caso de avería.  Freepik

La llegada de agosto significa vacaciones para muchos y, con ello, aumentan los desplazamientos por las carreteras. La DGT prevé 47 millones de desplazamientos , un 1,57% más que el año pasado. Esto provocará un incremento de las averías, muchas veces causadas por malos hábitos al volante. Esto también multiplica el número de asistencias en carretera que se solicitan, una cobertura incluida en el 99% de las pólizas de los españoles. Pero ¿sabemos cómo y cuándo hay que pedirla?

Si el coche es de alquiler, se debe llamar a los teléfonos indicados en el contrato de arrendamiento. Si el coche es en propiedad, hay que llamar al número facilitado por el seguro del vehículo, un trámite fundamental para poder conducir.

¿Cuándo hay que pedir asistencia?

Está claro que, cuando hay una avería grave, es necesario solicitarla para que el coche pueda ser remolcado hasta el taller. Sin embargo, la mayoría de incidencias que atienden desde los servicios de asistencia en carretera son más sencillas de solucionar, entre ellas, que la batería esté descargada, la falta de combustible, el pinchazo de un neumático, la pérdida de las llaves... De estas, hay que comprobar antes de salir a la carretera qué coberturas están incluidas en la póliza de seguros contratada, porque algunas cuentan con restricciones a la hora de dar asistencia.

¿Qué hago mientras espero la asistencia?

Aunque hay aseguradoras que se comprometen con ciertos márgenes de tiempo, la asistencia en carretera para motivos menores no siempre es todo lo rápida que a los usuarios les gustaría. Mientras se espera la ayuda, hay que llevar a cabo ciertas acciones para no provocar más incidentes. Primero, y con el chaleco reflectante puesto, hay que señalizar con triángulos que el vehículo se encuentra averiado. Si el coche se pudiera mover, es recomendable mover el coche hasta un lugar más apropiado para evitar situaciones de riesgo.