Olivia Newton-John en una de sus últimas actuaciones
La cantante Olivia Newton-John durante el 'All-Star Concert' en septiembre de 2016. GTRES

Olivia Newton-John, quien encarnó a la dulce Sandy en la película Grease (1978), continúa su lucha contra un cáncer de mama, que se encuentra ahora en fase cuatro, lo que significa que se ha propagado por su cuerpo.

La actriz anunció en noviembre del año pasado que estaba enferma de cáncer por tercera vez. En ese momento, apuntó que sus posibilidades de curarse eran escasas.

En el programa televisivo de la CBS, 60 Minutes, la estrella apuntó que no quiere saber cuánto tiempo le queda para vivir y que se centra en recaudar fondos para la investigación sobre los efectos del cannabis como tratamiento.

Una decisión que parte de su propia experiencia, ya que la actriz, que cuenta con una plantación en su casa de California (Estados Unidos), recurre al cannabis para aliviar los síntomas.

"Soy muy afortunada por haber pasado por esto tres veces y estar todavía aquí", explicaba Newton-John en el programa estadounidense. Y añadía: "Estoy viviendo con esto. Cuando te dan un diagnóstico de cáncer o de una enfermedad aterradora, de repente te plantas ante la posibilidad de contar con un límite de tiempo".

Ver esta publicación en Instagram

Sweet Penny needs a home!KTTV this morning 😍#livonmusic

Una publicación compartida de Olivia Newton-john (@therealonj) el10 Feb, 2017 a las 5:15 PST

La australiana, que también aprovecha para vender algunos de sus recuerdos y posesiones (incluso la vestimenta de la Sandy rebelde de la parte final de Grease) para favorecer a la recaudación, dejaba entrever también su filosofía: "Podría atropellarme un camión mañana, así que cada día es un regalo".

La actriz superó el cáncer por primera vez en 1992 pero, en 2013, volvió a luchar contra la enfermedad, esta vez en secreto. "La primera vez hablé libremente sobre el tema y la segunda vez pensé: 'No necesito compartir esta noticia, se trata de mi vida', así que decidí quedármelo para mí misma", reconoció un tiempo después.

El pasado año, se filtró que el cáncer de la actriz se había extendido por su columna vertebral y que moriría, probablemente, en enero, pero Newton-John se limitó a no dar por cierta esta información.

Así la estrella publicó en Twitter un vídeo para sus seguidores, en el que hizo referencia a este hecho: "Feliz año nuevo a todos, esta es Olivia Newton-John y solo quiero decir que los rumores de mi muerte han sido muy exagerados. Estoy muy bien y os deseo a todos el 2019 más feliz y saludable posible", expresó cariñosamente.