Playa de Bakio.
Imagen del 'Playa de Bakio' cedida por la familia Pillado (EFE). EFE

Los piratas que el pasado domingo secuestratron el atunero vasco Playa de Bakio, han solicitado, al parecer, 400.000 euros por la liberación del buque. Las negociaciones con los secuestradores se desarrollan bajo la vigilancia de la fragata de la Armada española. Los 26 marineros del atunero se encuentran bien, según informó ayer la empresa armadora del buque, Pevasa, a los familiares de sus 13 tripulantes españoles (ocho gallegos y cinco vascos).

Angelines Mariño, esposa del patrón de pesca del buque, Amadeo Álvarez, aseguró que su esposo le comentó por teléfono que les estaban tratando muy bien y que los piratas, que estaban un poco más tranquilos, les hicieron bajar a tierra.

Asimismo, Mariño indicó que Pevasa les ha tranquilizado asegurando que las negociaciones abiertas para liberar a los marineros van "muy bien". En este sentido, según pudo saber 20 minutos, los asaltantes podrían haber reclamado a Pevasa una cifra inicial de 400.000 euros para liberar a los 26 tripulantes del Playa de Bakio.

Proceso largo

Ainhize, hija del marinero de Lekeitio (Vizcaya) Juan Pedro Sesma, pidió "tranquilidad" a las familias porque su liberación será un proceso "un poquito largo". Las familias viven pendientes del teléfono.

Ojalá que esto sirva para que otros países ayuden a Somalia (Ainhize)

Por otra parte, el dispositivo de rescate español en la zona se reforzó con el envío de un avión P-3 Orión, especialmente diseñado para la patrulla marítima, el reconocimiento y la lucha antisubmarina, según informó el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Esta aeronave se unirá a la fragata Méndez Núñez, que ayer llegó a la zona donde se encuentra el Playa de Bakio.

El titular de Exteriores avanzó además que el embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, se entrevistó ayer en la capital somalí, Mogadiscio, con el primer ministro, Nur Hassan Hussein, para "establecer el marco para iniciar la negociación". Asimismo, indicó que, según las informaciones de las que disponía, los 26 marineros secuestrados "están bien", aunque no tiene confirmación de que "estén en tierra".

Juntos contra la piratería

El ministro Moratinos avanzó que el representante español en la ONU, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, iniciará conversaciones con los países con flotas en el Índico (China, Japón, Corea del Sur y Francia) para crear un dispositivo conjunto de protección en la zona. La iniciativa complementaría las acciones que están promoviendo Francia y EE UU en favor de una resolución del Consejo de Seguridad sobre la lucha internacional contra la piratería.