Metro Madrid
Imágenes sobre el incidente en Avenida América. La Sexta

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ha llevado este viernes a la Fiscalía las imágenes de las cámaras de videovigilancia del intercambiador de Avenida de América que muestran la paliza de dos vigilantes de seguridad a un hombre negro el 27 de julio, para que abra diligencias por si se tratara de un delito de odio.

En declaraciones a Efe, Ibarra también reclama a la empresa de seguridad del intercambiador de Avenida de América que adopte "medidas inmediatas" contra los dos vigilantes al considerar que tienen una "responsabilidad subsidiaria" en la agresión. En su opinión, la empresa de seguridad debería despedirlos, cosa que ya ha hecho con uno de los vigilantes.

Movimiento contra la Intolerancia reivindica además una modificación de la Ley de Extranjería para que ampare a los emigrantes carentes de permiso para residir y trabajar legalmente en el país que denuncien delitos de odio. "Muchas de estas agresiones con tintes racistas no se denuncian por el temor de las víctimas a que les caiga un expediente de expulsión", ha apuntado Ibarra. La Policía Nacional investiga ya la agresión, que se produjo en el intercambiador de Avenida de América y cuyas imágenes difundió ayer La Sexta.

Uno de los vigilantes ya ha sido despedido

La empresa encargada de la seguridad de las instalaciones, Grupo Seguridad Integral (GSI), comunicó a la policía los hechos, de los que tuvo conocimiento el pasado miércoles y por los que ya ha despedido a uno de los dos trabajadores, con un despedido disciplinario. Al otro, que golpea en una ocasión al agredido, le ha abierto un expediente y estudia qué acciones tomar con su servicio jurídico. Según ha señalado a Efe una portavoz de esta empresa, la Policía está visionando ya el resto de las cámaras de seguridad para ver cómo ocurrieron los hechos.

En el vídeo hecho público se observa como un agente de seguridad tira de un manotazo al agredido y el otro, con éste en el suelo, le propina una patada. Después el primer vigilante le tira al suelo cuando éste se encuentra ya en las escaleras mecánicas, le golpea repetidamente en la cabeza hasta que cae, aparentemente inconsciente, y arrastran su cuerpo.

Los vigilantes han explicado a su empresa que el hombre se negaba a abandonar las instalaciones que tenían que ser clausuradas a las dos de la madrugada, pero la portavoz de la empresa de seguridad señala que aunque deben sacar a la persona fuera en ningún caso está justificada la agresión.

La adjudicataria defiende además que esta agresión no es por motivos racistas pues según esta portavoz el conflicto se produjo porque el agredido debía abandonar el intercambiador aunque subraya que en ningún caso justifica lo ocurrido.

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid, responsable de las instalaciones, abrió un expediente informativo al conocer los hechos, según indicaron a Efe fuentes de la Consejería de Transportes.