Coche tras un accidente
Estado en el que quedó un coche tras un accidente en Málaga. Vídeo ATLAS

Un accidente de tráfico es una situación en la que nadie desea verse envuelto y que todos debemos hacer lo posible por evitar, conduciendo en las condiciones adecuadas, con el coche en buen estado y cumpliendo las normas de circulación. Sin embargo, a pesar de todo, los accidentes existen y se intensifican durante la época de las vacaciones.

Más o menos, todos tenemos claro cómo actuar en caso de vernos involucrados en un siniestro durante un desplazamiento, bien como espectadores, en cuyo caso la mejor opción es mantener la calma y pedir ayuda; bien si el accidente o avería afecta a nuestro coche y hemos de colocar los triángulos de rigor para avisar al resto de los conductores.

Sin embargo, ¿qué debemos hacer si el accidente ha sido más grave y estamos atrapados en el interior del coche siniestrado? Como siempre, la primera indicación es guardar la calma. Solo así podremos autoevaluarnos y comprobar el estado de la situación. 

El siguiente paso es desabrochar el cinturón de seguridad. Si el coche está bocabajo, es importante que pongamos un brazo en el techo antes de desabrochar el cinturón para no caer cabeza abajo al quedarnos sin sujeción.

Una vez tengamos libertad de movimiento, hay que comprobar que podemos abrir las puertas. En caso de que estén bloqueadas, trata de salir por una ventanilla o por la luna trasera. No intentes romper el cristal del parabrisas, ya que estás fabricados con cristal laminado y, aunque logres fracturarlo, los cristales se quedarán pegados a una capa de polivinilo que no podrás traspasar. Es más práctico protegerse manos, brazos y rostro y golpear la luna trasera o las ventanillas, porque aunque sean de cristal templado (que es más resistente) conseguiremos abrir una vía de escape.

Tal y como indican desde la RACE, si tu estado y la gravedad del accidente lo permiten, lo ideal sería que te pusieras el chaleco reflectante para salir del coche y, una vez fuera, lo señalizases con los triángulos.

En caso de que viajases con compañía en el vehículo accidentado y no puedan salir por sus propios medios, muévelos solo en caso de que sus vidas corran peligro al permanecer en el mismo sitio. De lo contrario, podrías provocarles lesiones irreparables. Recuerda que la forma correcta de actuar, tanto si eres testigo de un accidente como si estás involucrado en él, es seguir la conducta PAS: Proteger, Avisar y Socorrer.