Rescate
Fotografía facilitada por la ONG española Proactiva Open Arms de un rescate de 55 inmigrantes en el Mediterráneo central. EFE

La ONG española Proactiva Open Arms ha rescatado en la madrugada de este viernes a 69 personas "con signos inequívocos de violencia" sufrida en Libia, dos niños, dos mujeres embarazadas, una de ellas de nueve meses con contracciones, ha difundido el fundador de la entidad, Òscar Camps, en su cuenta de Twitter.

Junto a la ONG, ha explicado que la embarcación cuenta con 124 personas a bordo en busca de un puerto seguro para desembarcarlas, tras rescatar este jueves a 55 personas de una patera que se hundía en el Mediterráneo.

Este jueves la ONG catalana informaba del rescate de estas 55 personas, entre ellas 16 mujeres y dos bebés mellizos de nueve meses, que han sido recogidas en su barco para ser trasladadas a tierra.

El director de Open Arms, Òscar Camps, explicaba que la patera en la que viajaban estas personas se hundía en el Mediterráneo: "Entraba agua y había escorado tanto que estaba a punto de naufragar".

Los ocupantes de la patera a la deriva fueron rescatados y recogidos por el barco: "Todos a salvo y a bordo", ha explicado la ONG, que hizo un llamamiento para poder desembarcar a estas personas en un puerto seguro.

Mediterráneo Central

Proactiva Open Arms anunció a finales de junio que volvería a realizar rescates a personas en el Mediterráneo Central, a pesar de que solo cuenta con la autorización de proporcionar ayuda humanitaria.

"No aguantamos más. Levamos anclas y nos vamos. Antes presos que cómplices", escribió Camps en una publicación en la que compartía una imagen donde aparecen un padre y su hija, migrantes, muertos en la orilla del Río Bravo de México.

A principios de año, el Open Arms pasó más de 100 días amarrado en el puerto de Barcelona esperando autorización para navegar.

Consiguió zarpar pero no tenía permiso para entrar en la zona SAR de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central, donde solía realizar labores de salvamento de migrantes a la deriva en el mar, y en mayo amarró en Lesbos (Grecia), donde pudo descargar material de ayuda humanitaria. 

Multa de 50.000 euros

El Gobierno italiano ha amenazado a la ONG catalana Proactiva Open Arms con una multa de 50.000 euros y el encautamiento de la embarcación si entra en aguas italianas, según un apunte en la cuenta de Twitter de la entidad. "Y como no podía ser de otra manera, llega notificación del Gobierno italiano. Sobre nuestras cabezas una multa de 50.000 euros, si entramos en aguas italianas y encautamiento #OpenArms", ha destacado la ONG.

La entidad ha lamentado que esta notificación se suma a las amenazas del Gobierno español, dejando "un panorama desalentador", y ha reivindicado que las vidas de sus rescatados son primero.