El cantante Julio Iglesias no acepta la paternidad de Javier Santos

Fotografías de archivo del cantante Julio Iglesias (i) y Javier Sánchez Santos (d).
Fotografías de archivo del cantante Julio Iglesias (i) y Javier Sánchez Santos (d).
EFE

Julio Iglesias está dispuesto a todo por no reconocer a Javier Santos como hijo suyo. Sus abogados, con Fernando Falomir como director de la estrategia judicial, insisten en que la sentencia dictada hace unas semanas en las que se reconoce la filiación tras años de infatigable litigio incurre en un error procesal, pues la causa ya fue juzgada y archivada por un defecto de forma iniciado en el juzgado 13 de Valencia.

Aunque en un primer instante la Fiscalía apoyó al denunciante y consideró que las pruebas biológicas aportadas eran suficientes para reabrir el caso, tras el fallo judicial ha decidido recurrir y exigir la anulación del procedimiento al considerar que, en efecto, se trata de "cosa juzgada".

Esta decisión, sin precedentes, ha molestado profundamente a Javier Santos que comprueba, una vez más, el revés que su padre biológico (científicamente al 99,9%) le da la espalda: "Estoy muy molesto por todo lo que está ocurriendo", dice muy enfadado.

Y no es para menos. Su lucha no es la económica, sino la de un hombre de cuarenta y dos años que busca ser reconocido como quien es. Un derecho fundamental que Julio Iglesias le niega en reiteradas ocasiones y que a punto estuvo de costarle la vida a María Edite Santos, madre de Javier.

Edite intentó suicidarse hace unos años en plena efervescencia mediática, víctima de los insultos que recibía de periodistas afines al artista que aludían a su físico para menoscabar su honor y destruir su credibilidad: "Es una vergüenza lo que está pasando y no vamos a parar hasta que se reconozca toda la verdad", asegura a 20minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento