El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha aceptado la propuesta que este jueves le ha hecho Vox para desbloquear la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso y que se convierta en la próxima presidenta regional más de dos meses después de la celebración de las elecciones. 

Aguado ha confirmado que el documento que les ha hecho llegar la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, "no es incompatible" con el acuerdo de 155 medidas que fraguó con el PP para desplegar un gobierno en coalición para la próxima legislatura.

"Estoy convencido de que esto nos va a llevar a que haya una investidura en los próximos días", ha señalado el dirigente de Cs, que ha dado luz verde a las propuestas de Vox "a pesar de las diferencias evidentes entre ese partido y Ciudadanos".

"Frente a las políticas de bloqueo de Sánchez y de Iglesias, frente a esa España bloqueada, en la Comunidad de Madrid va a haber Gobierno, un Gobierno de centro liberal que se va a poner en marcha en los próximos días", ha celebrado.

Por su parte, la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho que el documento presentado por Vox es "perfectamente asumible", por lo que espera que el pleno en el que se convierta en presidenta de la región llegue "lo antes posible". Ayuso ha agradecido a Rocío Monasterio y a Ignacio Aguado que hayan ido solventando los escollos "lógicos" de la negociación. 

De esta forma, la dirigente del PP contaría con mayoría absoluta para sacar adelante su investidura como presidenta de la Comunidad gracias al apoyo de 68 diputados —30 del PP, 26 de Cs y 12 de Vox— de los 132 que forman la Asamblea de Madrid. El trámite parlamentario indica que ahora el presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad, debe convocar una ronda de contactos entre los grupos parlamentarios y posteriormente un pleno de investidura. 

La propuesta de Monasterio incluye medidas concretas, como destinar los recursos para la cooperación y el desarrollo a frenar la despoblación o mejorar zonas marginales, la creación de un 'Cheque Escolar' para promover la libertad de elección de centro educativo o asegurar que ningún Menor Extranjero No Acompañado (MENAS) no ingrese en los centros de acogida sin comprobar antes su edad.

También ha pedido Vox permitir a la policía el acceso a la información del Gobierno regional sobre los extranjeros irregulares o que la actual Consejería de Asuntos Sociales y Familia pase a llamarse Consejería de Asuntos Sociales, Familia y Natalidad "para revertir el invierno demográfico e incentivar y apoyar la maternidad".  

No obstante, para intentar convencer a la formación que lidera Ignacio Aguado y al PP, Vox ha renunciado a una reducción de la consejerías, a la derogación de varios artículos de dos leyes contra la homofobia y la transfobia y su posición inicial respecto a los MENAS, a los que pretendía repatriar.

Díaz Ayuso: "Será una legislatura difícil"

Díaz Ayuso ha asegurado este jueves que será "una legislatura nueva e inédita en Madrid" que va a tener "dificultades". "Vamos a tener que estar constantemente entendiéndonos. Tendremos momentos buenos y nuestras diferencias", ha dicho durante una entrevista en RTVE.

La candidata del PP, no obstante, se ha mostrado confiada: "Yo sabía que al final las cosas iban a salir bien porque aunque somos partidos diferentes tenemos cosas cada vez más importantes en común".

En cuanto a la fecha para comenzar la ronda de contactos y la investidura, Díaz Ayuso ha asegurado que le gustaría que fuera lo antes posible: "Hay organismos que necesitan nuevas direcciones. Es necesario que nos pongamos en marcha ya". "Me gustaría que fuera lo antes posible: mañana, el lunes o el martes", ha añadido.

En cuanto a las discrepancias de PP y Cs con Vox sobre cuestiones relacionadas con el colectivo LGTBI, Díaz Ayuso ha dicho que "hay pequeñas diferencias que volverán más adelante", sobre todo de educación, aunque "son temas que no corresponde ahora tratar porque están ya superados". "Lo que ha hecho Vox es ceder", ha dicho.

Sobre el nuevo Gobierno, Díaz Ayuso solo ha adelantado que quiere "renovar con las personas con más experiencia dentro y fuera de la política". En cuanto a la corrupción, la candidata del PP ha dicho que no descarta que "en el futuro" puedan salir a luz nuevos casos "de otras legislaturas". "Yo solo puedo mirar hacia delante y renovar la administración", ha sentenciado.

Errejón: "Cs acepta los chantajes de la extrema derecha"

Las críticas al desbloqueo de la investidura de Ayuso por parte Ciudadanos al aceptar las propuestas de Vox no han tardado en ser objeto de crítica por parte de las formaciones de izquierda en el parlamento regional. 

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Íñigo Errejón, ha acusado a Cs de aceptar "los chantajes de la extrema derecha" para permitir que gobierne "el PP de la corrupción". A través de su cuenta de Twitter, Errejón ha recordado que "Ciudadanos venía a regenerar la política" y que este partido había asegurado que "no iba a llegar a acuerdos con Vox". 

"Hoy permite que el PP de la corrupción siga en el poder en la Comunidad de Madrid y lo haga aceptando los chantajes de la extrema derecha. Nos tendrán en frente", ha dicho el líder regional de Más Madrid, que ofreció un acuerdo junto al PSOE a Ciudadanos para evitar que los votos de la formación de Rocío Monasterio decidiesen el Ejecutivo de la Comunidad.

También muy crítico se ha mostrado el portavoz del PSOE en la cámara regional, Ángel Gabilondo, que ha advertido a Ciudadanos de que comete un "error" al aceptar el documento "inquietante" de Vox para facilitar la investidura de Díaz Ayuso. Gabilondo ha afirmado que la propuesta que desprende un "aliento" conservador, con contenidos propios de la "extrema derecha".

De hecho, ha asegurado que una respuesta positiva a esta propuesta de Vox por parte de la formación naranja implica la gestación de un Ejecutivo autonómico "derechizado", una cualidad que estará presente durante toda la legislatura y marcará la acción de gobierno.

Por último, la portavoz de Unidas Podemos, Isabel Serra, ha asegurado en Twitter que "era un paripé" la negociación para formar Gobierno en la Comunidad porque "Cs no tiene problema en asumir el racismo, la homofobia, el machismo de la ultraderecha".



Consulta aquí más noticias de Madrid.