Los reyes Felipe y Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han hecho este jueves su primera aparición pública de sus vacaciones en Palma al acudir al Real Club Náutico de Palma (RCNP) con motivo de la celebración de la Copa del Rey Mapfre de vela, en la que compite el monarca español.

Tras instalarse este miércoles en el Palacio de Marivent, la familia real ha llegado a la sede del náutico poco después de las 10.00 horas en un coche conducido por don Felipe.

Los cuatro, vestidos con ropa veraniega, han posado sonrientes a la entrada del edificio ante los medios de comunicación.

El "Aifos 500"

Tras ser preguntado por si tiene ganas de participar en las regatas a bordo del "Aifos 500", Felipe VI ha contestado: "Muchas".

Ya en el pantalán, los reyes y sus hijas han subido a la cubierta del "Aifos 500" y han saludado a la tripulación antes de que zarpe con don Felipe para participar en la cuarta jornada de las regatas.

El barco de la Armada Española está encuadrado en la clase Club Swan 50, la misma en la que compite el "Fram XVIII" del rey Harald V de Noruega.

La familia se reúne con motivo de la competición

Desde hace casi mes y medio, no se veía en público a la princesa Leonor y a su hermana, que han estado en un campamento en Estados Unidos durante el mes de julio.

Después de que en veranos anteriores Felipe VI ya estuviera en Palma al comienzo de la Copa de vela, esta vez ha sido su primera aparición después de que las regatas comenzaran el pasado lunes.

La 38ª edición de la Copa del Rey de vela

Palma de Mallorca acogerá hasta el día 3 de agosto esta competición, cuyos orígenes se remontan al 1982.

A su llegada, los reyes y sus hijas se han encontrado con los miembros de la tripulación del barco malagueño "Aldebarán", integrada casi íntegramente por personas con diferentes discapacidades, algo que no había ocurrido nunca en los 38 años de historia de la competición de la Copa.

Además, como novedad, será la primera vez que se ha incluido una clase íntegramente femenina.