El único concejal de la coalición PAS-URAS-Unidad Campesina en el Ayuntamiento asturiano de Tineo, José Fernández Rodríguez, se opone a la implantación de la anestesia epidural en el hospital de Cangas del Narcea, "porque así lo dice la Biblia" (haciendo referencia al pasaje del genésis en el que Dios le dice a Eva tras comer la manzana que parirá con dolor).

Ese fue uno de los argumentos que empleó durante la celebración del Consejo Sectorial de la Mujer celebrado en este municipio y en el que se acordó -sólo con el voto en contra de este edil- reclamar al Principado que implante en este centro sanitario la anestesia epidural.

Además, Fernández manifestó que si la anestesia epidural no se ha implantado en el centro sanitario "es porque no hay medios en el área sanitaria para atender esta petición".

En el área sanitaria no hay medios para atender esta petición

Y añadió que la campaña social para reivindicar la implantación de este sistema "trata de enmascarar los problemas reales de la sanidad".

"Hay problemas mucho mayores que éste, como son las listas de espera. La anestesia epidural es un lujo", subrayó.

Esta no ha sido la primera vez en que la postura de Fernández Rodríguez sobre las políticas de Mujer ha creado polémica en Tineo. El 22 de noviembre de 2007, en el Pleno municipal en el que se debatía un manifiesto de apoyo a las víctimas de la violencia de género afirmó que también hay hombres que son víctimas. "Lo que pasa es que los hombres aguantan más y callan", dijo el concejal en esa ocasión.

El único sin epidural
El hospital Carmen y Severo Ochoa, cabecera del Area Sanitaria II de Asturias, es el único de la red pública del Principado que no oferta la anestesia epidural durante los partos.

La Consejería de Salud rechaza implantar la epidural en Cangas del Narcea porque hay pocos partos
Recientemente, el consejero de Salud, Ramón Quirós, volvió a reiterar que su departamento no tiene previsto implantar este método debido al bajo número de partos que se registran.

Desde entonces, colectivos sociales y sindicales de la comarca a la que cubre el hospital -que engloba los municipios de Cangas del Nancea, Allande, Degaña, Ibias y Tineo- llevan a cabo diversas campañas de presión para exigir que se implante este método analgésico al entender que el Gobierno asturiano "discrima a las mujeres" de esta zona.