La nueva 18/70
La nueva 18/70 HEINEKEN

Una cerveza inspirada en las barras del País Vasco. Suena a otro lema de marketing para vender una nueva cerveza. Y teniendo en cuenta la cantidad que últimamente se lanzan al mercado, la verdad es que hay que tirar de ingenio para no repetirse. Pero, por una vez, la teoría publicitaria y la realidad coinciden.

Y es que, efectivamente, la nueva 18/70 es una cerveza que llevaba muchos años sirviéndose en algunos locales de Donosti. Una receta exclusiva hecha al gusto del paladar vasco o del norte: una lager fácil de beber pero con más malta y algo más de amargor de lo habitual en una rubia tradicional, lo que se traduce en 6,2 grados y cierta consistencia.

Tampoco es que fuera una cerveza secreta, pero la producción era muy pequeña y no se comercializaba más allá de unos determinados locales de la capital guipuzcoana. Ahora, en pleno auge de las cervezas especiales, la 18/70 mantiene su nombre -inspirado en la receta y en el proceso de elaboración, nos cuentan quienes han seguido esta cerveza desde su nacimiento- pero ya sin el Amstel del principio, y se presenta tanto en barril para tiradores como en botella de 33 cl.

"Es una buena cerveza que no cuenta milongas, es buena y ya", nos cuentan sus responsables mientras celebramos el estreno de la mejor manera posible: de pintxos por Donosti. ¿Quién quiere storytelling de esos pudiendo tener unas gildas? Y no en cualquier lugar, sino en Casa Valles, donde se inventó este famoso pintxo y donde, por cierto, sirven esta cerveza.

También en el cercano Ekeko (una sanguchería vasco-peruana con unas croquetas de ají de gallina espectaculares), en Polka o, si saltamos a Bilbao, en Los Fueros, uno de esos restaurantes que siempre recomendamos a quines viajan por allí y que fue el primero del botxo en tener esta cerveza.

Y es que, pese a su origen eminentemente donostiarra, ahora la idea es convertir la 18/70 en una referencia de todo el norte del país, donde se comparte este gusto por las cervezas con un punto más de cuerpo.

Así que, quienes este verano tengan pensada una escapada por allí, ya saben qué pedir para demostrar que son muy del norte.