El Juzgado de Instrucción número 1 de Torremolinos (Málaga) ha acordado dejar libre por una situación especial al detenido el pasado sábado, como presunto responsable del accidente de un autobús ocurrido en la A-7 a su paso por este municipio, en el que murieron nueve turistas finlandeses.
Se cree que estará imposibilitado durante al menos 15 días para acto judicial alguno

Y el argumento es que el hombre se encuentra ingresado en un hospital y se está a la espera de tomarle declaración, pero esto no será de forma inminente. El informe médico forense indica que no está en condiciones de comparecer ante el juez.

El juzgado ha especificado que la dirección del centro hospitalario debe avisar con antelación suficiente cuándo se le va a dar el alta para que entonces se realicen las gestiones de tomarle declaración.

Médicos forenses realizaron, a petición de la jueza del caso, un examen del detenido, que tiene una lesión cervical y que ha sido ya intervenido quirúrgicamente. En el informe se recoge que el hombre va a estar imposibilitado durante al menos 15 días para participar en acto judicial alguno.

Libertad provisional

En este sentido, el fiscal de Seguridad Vial, Javier de Torres, indicó que se ha solicitado la libertad provisional "dada la imposibilidad de tomarle declaración", pero explicó que "no es una libertad sin más porque en el informe médico forense se indica que ni puede moverse ni está en condiciones de prestar declaración".

Así, apuntó que "lo más aconsejable en este momento para la salud de esta persona, que también está enferma, es que quede de momento en el hospital". Señaló que "eso permitirá que al momento de decidir sobre su situación tengamos más datos y sobre todo más seguros" acerca del siniestro.

No es una libertad sin más: no puede moverse ni está en condiciones de prestar declaración

En ese momento, se considerará o no pedir la prisión provisional, tras oírle en declaración, "dependiendo de los datos que haya en ese momento" y añadió que "no tenemos tomada ninguna decisión, pero no se descarta ninguna hipótesis de trabajo".

Más pruebas de cómo ocurrió

Por otro lado, el juzgado ha recibido ya el informe preliminar realizado por la Guardia Civil, en el que se apunta que el coche llevaba una velocidad inadecuada, excesiva para la vía, y que el adelantamiento se produjo por la izquierda, colisionando contra la bionda o valla de separación metálica y, a causa de ese golpe, rebotó contra el autobús, que volcó.

Fuentes judiciales precisaron que el informe definitivo realizado por los agentes en Málaga estará en unos días, al igual que el que realizarán especialistas del instituto armado desplazados ayer desde Madrid para analizar cómo se produjo el siniestro, en el que, además, inicialmente tuvieron que ser ingresadas 22 personas, de las que 13 aún permanecen en distintos hospitales.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA