Comisión Ejecutiva del PSOE-A
Susana Díaz presidió este lunes la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSOE-A. PSOE-A

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha consumado la reestructuración de su núcleo duro con el cese del hasta ahora portavoz del grupo parlamentario, Mario Jiménez, que será sustituido por José Fiscal, y con la entrada en su Ejecutiva del sanchista Joaquín Dobládez, un claro guiño a la dirección federal con el que la baronesa andaluza espera destensar más aún las relaciones.

Los cambios fueron confirmados este lunes por el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, tras la celebración de la Comisión Ejecutiva del partido, encabezada por Díaz. En una rueda de prensa de menos de media hora, hubo que esperar hasta el minuto 21 para que Cornejo hiciera referencia a la "reestructuración" de la dirección del grupo parlamentario, que encuadró dentro de la "normalidad" de cualquier organización, apuntando que los cambios responden a "un nuevo impulso" que se pretende dar y a la labor de oposición que se desarrolla en el Parlamento.

Así, el hasta ahora portavoz parlamentario, Mario Jiménez –que este lunes no asistió a la Ejecutiva de la que ya no forma parte–, será sustituido a partir de septiembre, cuando se retome la actividad parlamentaria, por el también diputado por Huelva José Fiscal, actualmente coordinador de la Secretaría General del PSOE-A y exconsejero de Medio Ambiente en el último Gobierno de Díaz.

Jiménez, que en su día también estuvo al frente de la Portavocía de la gestora del PSOE tras la marcha forzada de Pedro Sánchez, continuará como diputado por la provincia onubense, tras haber rechazado convertirse en senador autonómico, extremo sobre el que Cornejo no quiso pronunciarse. Lo que sí quiso fue manifestar su "agradecimiento" a Jiménez, al que calificó como "compañero y amigo", y del que afirmó que "es un gran socialista, he hecho una labor estupenda y siempre al servicio del partido, en todo momento, con una entrega incalculable".

El grupo parlamentario quedará, por tanto, presidido por Díaz, con Fiscal en la Portavocía, Rodrigo Sánchez Haro como secretario general del grupo y como portavoces adjuntos, Manuel Jiménez Barrios y Rosa Aguilar, que entra en sustitución de Sonia Gaya, ahora concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Sevilla.

Entrada de un afín a Sánchez

Y entre las novedades, otra muy significativa: la creación de un nuevo cargo, el de delegado de Transición Ecológica y Cambio Climático, que ocupará el cordobés Joaquín Dobládez, afín a Pedro Sánchez, una propuesta hecha por la propia Díaz, según explicó Cornejo, que aseguró que la incorporación de Dobládez y la salida de Jiménez "no tienen absolutamente nada que ver".

La Ejecutiva del PSOE-A también acordó el nombramiento del gaditano Fernando López Gil, exviceconsejero de Presidencia, como senador en representación de la comunidad, en sustitución del recientemente fallecido José Muñoz.

La dirección federal del PSOE tiene "conocimiento absolutamente" de todos los cambios, aclaró el secretario de Organización de los socialistas andaluces, que se apresuró a destacar la relación "fluida y diaria" que existe con Ferraz, a quien el PSOE-A mostró su "apoyo unánime" en lo que al proceso de investidura se refiere.

Sin entrar en detalles sobre esta reestructuración, el presidente de la Junta y líder del PP-A, Juanma Moreno, demandó al PSOE-A y a la propia Susana Díaz que se "centre" y salga de la "crisis de liderazgo" para volver a ser "ese partido serio, coherente, que creía, entendía y era capaz de acordar políticas de Estado". Por su parte, desde Podemos Andalucía avisaron de que "cambiarán las caras y la retórica, pero la política es la misma".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.