La Guardia Civil detuvo a un conductor que se dio a la fuga al intentar identificarlo en un control preventivo de alcoholemia en la carretera N-525, a la altura del término municipal de Benavente.

El turismo, un Audi, modelo A3, no paró junto a los efectivos de la Guardia Civil, pero fue alcanzado poco después en la localidad de Santa Cristina de la Polvorosa, donde se le procedió a realizar las preceptivas pruebas de detección alcohólica, que dieron un resultado positivo.

Por estos hechos se detuvo al conductor, O.L.F., de 30 años, como presunto autor de un delito contra la Seguridad del Tráfico, por creación de grave riesgo para la circulación. El detenido, junto con las diligencias instruidas por el equipo de atestados del destacamento de Benavente, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de esta localidad zamorana.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZAMORA