El pacto del PSN con independentistas en Navarra y el acuerdo multipartidista en Aragón dejan solo pendiente Madrid

  • En Murcia, López Miras será este lunes presidente tras el acuerdo del PP con Cs y Vox.
  • Lambán será presidente de Aragón si se refrenda el acuerdo cerrado con Podemos, IU, PAR y CHA.
  • Ayuso sigue a la espera de que las posiciones de Aguado y Monasterio sean "compatibles".
  • En La Rioja el PSOE necesita del apoyo de Podemos, pero los contactos están deteriorados.
La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite, durante un acto en la sede del partido con motivo de las fiestas de San Fermín.
La secretaria general del PSN y candidata a presidir Navarra, María Chivite, durante un acto en la sede del partido con motivo de las fiestas de San Fermín.
Villar López / EFE

Ha pasado más de un mes desde las elecciones autonómicas y aún no está todo dicho, pero se ha avanzado lo suficiente en los últimos días como para que se vayan cerrando capítulos intensos en materia de pactos, conversaciones y acuerdos. Aragón y Navarra han sido las dos comunidades que han concretado más recientemente sus Ejecutivos con sendos, aunque en el caso de la Comunidad Foral, no sin críticas. Esto, unido a la luz arrojada también en Murcia, deja solo pendiente la Comunidad de Madrid.

El caso de Navarra es el que más cal y arena ha desatado. La socialista María Chivite será la presidenta autonómica tras un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, pero que necesitará también de los votos de EH Bildu. Lo que en la derecha se ha visto como un claro alejamiento del constitucionalismo por parte del PSOE, en el otro lado se califica de "Gobierno progresista". A falta de que los firmantes del pacto aseguren los votos abertzales, los navarros tendrán Ejecutivo a tres. La sesión de investidura será el jueves.

En Aragón se logró lo que no pudo darse a nivel nacional. PSOE y Podemos se han puesto de acuerdo, en un pacto que contará con el apoyo de IU, del PAR y de la Chunta Aragonesista. Así, si nada cambia, Javier Lambán seguirá como presidente. Cierto es que las bases de Podemos-Equo tendrán que refrendar el acuerdo, igual que harán las ejecutivas del resto de formaciones implicadas.

Los inscritos pueden votar hasta la tarde de este lunes el preacuerdo de gobierno alcanzado entre la formación morada y el PSOE que recoge 132 medidas para Aragón. Con este pacto, Podemos formará parte del Consejo de Gobierno, si bien aún no se ha desvelado qué cargos ocupará la formación morada.

La pregunta concreta es: "¿estás de acuerdo con que las diputadas y diputados de Podemos-Equo apoyen la investidura del candidato propuesto para presidir el Gobierno de Aragón y que Podemos-Equo forme parte del próximo Gobierno de Aragón para llevar a cabo las políticas recogidas en el preacuerdo alcanzado, garantizando con nuestra presencia y empuje el carácter más progresista posible de dicho gobierno?", a lo que se debe responder sí o no. La consulta, cuyos resultados se conocerán el martes por la mañana, determinará este miércoles el voto de los cinco diputados de la formación morada en la sesión de investidura.

López Miras, presidente de Murcia

PP, Ciudadanos y Vox encontraron la luz al final del túnel en Murcia, donde el popular Fernando López Miras ha tomado posesión este lunes como presidente tras varias semanas de tensas negociaciones.

López Miras ha invitado durante su discurso de investidura a los grupos políticos y agentes sociales de la comunidad a "unir fuerzas" para que la región "ocupe de una vez por todas el lugar que merece", y ha asegurado que su "mayor desafío" será dedicar "cada segundo" a que los murcianos puedan hacer realidad sus proyectos de vida.

El presidente, utilizando como símil ese templo construido en el siglo XVI, ha señalado que, como este monumento, él mismo pondrá a su ejecutivo sobre los "sólidos cimientos" de la democracia, la constitución y el estatuto de autonomía, aportando las herramientas necesarias para abordar los desafíos actuales de la región.

La situación se desbloqueó una vez que Vox renunció a tener cargos en el Ejecutivo, al mismo tiempo que PP y Cs asumían las peticiones hechas por la formación de Abascal. "No van contra los derechos ni recortan libertades", dijo López Miras acerca de los puntos marcados por el partido de ultraderecha.

Ya el viernes, con todo cerrado, el candidato del PP obtuvo el apoyo del Parlamento autonómico, y solo falta por saber cuáles serán los nombres de su Ejecutivo, el cual formará en coalición con Ciudadanos. Tendrá diez carteras: seis para los populares y las cuatro restantes para los naranjas.

Madrid, a la espera

Muchos caminos se han ido despejando, pero no el de la Comunidad de Madrid, donde el acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox sigue siendo un tira y afloja. Se suceden las reuniones de Isabel Díaz Ayuso, que en caso de cerrarse el pacto será la candidata a la investidura, tanto con Ignacio Aguado como con Rocío Monasterio, pero no se han vuelto a producir reuniones a tres (solo tuvo lugar una en este tiempo).

Desde la formación naranja se siguen negando a firmar un pacto a tres, pero sí que podrían ceder a la hora de asumir las peticiones de Vox. ¿La fórmula? Una similar a la de Murcia, siempre y cuando Monasterio ceda del todo a la hora de no tener cargos en el futuro Ejecutivo. Cs ha pedido a Vox que ofrezca un "documento definitivo" y "compatible" con el pacto de Gobierno suscrito entre el PP y la formación naranja para poder acordar la investidura.

Para que la investidura de Ayuso salga adelante necesita el apoyo de los 12 diputados de Vox, dado que la suma de 56 escaños que acumulan el PP (30) y Ciudadanos (26) es insuficiente. Si ningún candidato ha conseguido la investidura antes del 10 de septiembre, volverán a celebrarse elecciones autonómicas el 10 de noviembre.

Situación similar la que se vive en La Rioja, donde el PSOE (con Concha Andreu como candidata) necesita del apoyo de Podemos para gobernar. Ese respaldo no ha llegado, y ha abocado a la comunidad a una situación muy delicada, porque además las posiciones entre partidos están muy alejadas. Los morados, con una sola diputada, piden cargos en el Gobierno, y no ceden ante las ofertas realizadas por los socialistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento