ARCHIVO
Atreverse a sacar adelante ese talento oculto y beneficiarse económicamente de ello es gratificante y un salto fuera de la zona de confort. ARCHIVO

Pintar, cantar, cocinar, tejer... todos tenemos un talento oculto con el que disfrutamos plenamente en nuestros ratos libres, pero pocas veces pensamos en cómo sacar rédito de ese hobby y poder compaginarlo con nuestro trabajo diario. Sin embargo, hacer de tu afición una fuente de ingresos extra es más sencillo de lo que parece.

Si alguna vez te has planteado rentabilizar tu pasión, sigue leyendo:

1. No pierdas la motivación: Antes de darte a conocer, etapa en la que tendrás que ser consciente de que, para recoger, primero hay que sembrar. Los ingresos llegarán, si todo va bien, tras unos meses de trabajo. Lo cuenta Javi, de @javilostcontrol, que hoy en día compagina su día a día en una agencia de publicidad con la ilustración. "El reconocimiento no es un camino fácil y requiere mucho esfuerzo y dedicación", apunta. Ante todo, paciencia.

2. Da a conocer tu trabajo: Gracias a las herramientas online, hoy en día es más fácil que tu trabajo se difunda y llegue a posibles clientes interesados. "En mi caso, la plataforma que más utilizo es Instagram", explica Javi. "Lo utilizo como un portfolio (además de mi web) en el que suelo actualizar contenido con regularidad". Una web bien organizada y la red social adecuada serán suficientes para comenzar tu andadura.

3. Organízate: Una vez empieces a trabajar en tu proyecto, busca un sistema de organización que te funcione para poder ser coherente. "Es muy importante planificar cada semana en función de los proyectos que tengas que entregar", asegura. "Las tablas de Excel se han convertido en mi mejor compañero", bromea. Él es un gran ejemplo: trabaja de lunes a viernes y consigue abarcar su proyecto personal gracias a una buena gestión del tiempo.

4. No dejes de aprender: Durante tu camino, tendrás que aprender a reinventarte: usar redes sociales, innovar, aprender a hacer facturas o poner un precio a tu trabajo, algo que para Javi fue un paso. "No es fácil poner un coste exacto a lo que haces al comenzar un proyecto", explica, pero anima a todos los que quieran unirse a la aventura, "con la experiencia, todo se hace más sencillo".

5. Busca aliados: Tanto si haces ilustraciones como si coses ropa o cocinas, siempre habrá alguien que pueda ser tu aliado. Por ejemplo, puedes buscar tiendas físicas en las que quieran poner a la venta tu trabajo, o personas que hagan una tarea parecida con las que unirte para realizar colaboraciones.

6. Dedícale horas: Al fin y al cabo, no hay ninguna fórmula mágica con la que poder triunfar sin esfuerzo. Javi tiene un consejo infalible: "que se dediquen muchas horas a hacer lo que te gusta". Además, asegura que una de las claves es seguir "creyendo en lo que haces".

Con esfuerzo, paciencia y un buen producto, conseguir esa fuente de ingresos extra es solo cuestión de tiempo.