María Luisa y Arturo Valls, en 'Por el mundo a los 80'.
María Luisa y Arturo Valls, en Tanzania. ATRESMEDIA

Antena 3 estrenó este jueves un nuevo programa, Por el mundo a los 80, donde seis aventureros que rondan los 80 años y que se han quedado con muchos sueños sin cumplir en la vida viajarán por el mundo para hacerlos realidad.

Una de sus protagonistas es María Luisa, que siempre soñó con convertirse en misionera, señaló: "Me he quedado con las ganas de ir a donde están los negritos y estar con ellos, bailar con ellos y hacerles una paella".

Y el programa, con Arturo Valls, su presentador, consiguió este jueves que la octogenaria consiguiera hacer realidad su sueño. Viajaron con ella hasta un poblado Masái en Arusha, Tanzania, ataviada con una cuchara de palo en la mano para cocinar una paella.

Durante todo el viaje tuvo los ojos tapados y, al llegar y quitarse la venda, descubrió quiénes iban a ser sus comensales, que la recibieron con danzas tribales. Con lágrimas en los ojos, María Luisa no pudo contener la emoción: "Yo tenía un sueño, y era este. Pero no pensaba que iba a hacerse realidad y me he sentido la reina de África", comentó.

La aventurera se puso manos a obra para prepararles el arroz con los ingredientes que habían comprado sus compañeros de Por el mundo a los 80 en el mercado. El valenciano Arturo Valls fue el primero en probarla, y no dudó en afirmar: ¿Te puedes creer que sabe a paella?".

María Luisa repartió los platos con la comida a los miembros de la tribu, y fue preguntando a todos si les gustaba y comprobó con satisfacción que lo que había preparado triunfaba tan lejos de España: "Están locos de contentos. Los nenes lo han comido hasta con las manos", afirmó.

"Me voy con una experiencia grandiosa, me llevo de África una ilusión, haber visto felices a todos a los que les he hecho la paella", concluyó María Luisa.