De Meghan Markle a Pilar Rubio: madres famosas que no se libran de las opiniones sobre cómo crían a sus hijos

  • Las han tachado irrespetuosamente de malas madres, de descerebradas por muy diversas razones.
  • Algunas han optado por responder con furia, otras con ironía y otras por hacer caso omiso.
Los duques de Sussex, con su hijo Archie.
Los duques de Sussex, con su hijo Archie.
GTRES

Multitud de famosas se han visto envueltas en polémicas por la forma de cuidar a sus hijos. Cada una ha tenido su propia fórmula para sobrellevarlo: o bien tirar de ironía, o bien no hacerles ni caso a los trollso bien responder de forma tajante.

Esta ha sido la opción escogida por Laura Matamoros. "Qué cansina es la gente", ha sido su gran frase ante el aluvión de comentarios que le preguntaban dónde estaba su hijo Matías mientras ella ha recorrido el mundo durante dos meses con su novio, Daniel Illescas.

Sus seguidores han analizado el ritmo de vida de la influencer y, según sus publicaciones, "del poco tiempo que pasaba con Matías". Y la hija de Kiko Matamoros no aguantó uno de los comentarios y respondió un "Qué poco sabes..." antes de aseverar lo plúmbeos que pueden llegar a ser sus seguidores y si le sonaba el término "custodia compartida". Es decir, que Matías estaba con su padre, Benji Aparicio.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de P!NK (@pink) el2 Jun, 2019 a las 10:53 PDT

Pero este zasca no ha sido el único que ha dado alguna famosa porque algún fan se meta en su vida privada sin haberle pedido opinión. Porque esa fue precisamente la frase que usó la cantante Pinkcontra uno de sus admiradores, que tampoco tendría tanto de esto.

"Creo captar el interés y el amor de un niño por un animal antes de enseñarle cosas como el cautiverio. No recuerdo haber pedido tu opinión, pero gracias, el mundo necesitaba tu sabiduría", le espetó con mucha irnoía como respuesta a los reproches por haber llevado a su hijo al zoológico. Además, que ya esta molesta por una polémica anterior al subir fotografías de su hijo desnudos que le hizo quitarse las redes.

No es algo de hoy

También fue muy sonado el mensaje de hasta aquí de Soraya Arnelas en 2017. Porque, desgraciadamente, la cantante está acostumbrada a los haters de las redes, pero se vio en la necesidad de estallar en Instagram, harta de que se pusiese en duda su papel de madre.

"Si eso es ser una mala madre, soy una mala madre", terminaba su furibundo texto la artista, que recordaba que su hija estaba con los abuelos y que no hay que olvidar que tenía seis días, que la había dejado descansando y que ser padres no podía ser una excusa para no pasar tiempo solos y poder disfrutar de su amor.

Pero es que aquel 2017 los usuarios estaban realmente revoltosos y también acusaron de "mala madre" a Tania Llasera tras tener a José Bowie.

Lo que pasó es que la presentadora tampoco se cortó al responder con un larguísimo texto en el que precisamente intentaba dar una visión inclusiva de los diversos papeles de madre, y que no se es mejor o peor por tener un hijo o una hija por cesárea o por no darle el pecho.

Como las críticas a la actriz Natalia Sánchez, Tete en Los Serrano, por llevar a su recién nacida en un lento paseo en bicicleta, pero por el que acabaron tachándola de descerebrada. Y ella no respondió.

A Pilar Rubio no le debió sentar nada bien la misma crítica ("mala madre") cuando el año pasado, dos semanas después del nacimiento de Alejandro, acudió a una colaboración con El Hormiguero y, posteriormente, a una cena con amigos.

Las redes se llenaron de los dimes y diretes habituales: que si había dejado al pequeño solo, que tenía otros dos que no estaban recibiendo cuidados, que era muy pronto para volver al trabajo... De hecho, fue exactamente la misma crítica que se le hizo a Eva González, que regresó un mes después de dar a luz a los platós. La presentadora de La Voz no suele responder a los haters a no ser que sea en alguna entrevista específica como hizo cuando la fotografía de su pequeño vestido de torero.

La estrategia: ni caso

Como Meghan Markle que día sí y día también de alguna forma se convierte en blanco de comentarios negativos muy diversas. Y con Archie no iba a ser distinto.

Porque no sabía cogerlo en brazos. Esa era toda la polémica. Que en algunas fotografías se veía a la exactriz sostener a su pequeño de una manera poco ortodoxa y de ahí las redes supusieron que era desde una madre sobreprotectora hasta que no pasaba tiempo con su hijo y se lo dejaba todo a la niñera. Claro que su solución fue mucho más simple: no contestar a los trollsy esperar a hablar sobre sus hijos cuando conociera a Beyoncé.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Meghan Markle (@hrhofsussex) el10 Jul, 2019 a las 9:57 PDT

Tampoco Chiara Ferragni contesta a nadie: que una madre no debería tener ciertas actitudes (porque se bañó desnuda), que estaba pasando mucho tiempo con Fede y ninguno con Leo, su hijo, y que, bueno, dónde estaba este.

Pero la influencer siguió sus vacaciones como si nada y dejó que contestase su madre, Marina di Guardo: "¿Quién crees que eres para juzgar a las personas que ni siquiera conoces?" Al final, un simple storie le sirvió para responderlo todo desde el otro lado del mundo: "Elijo el amor, no me importan las malas vibraciones, aunque a veces, tanta estupidez todavía me descoloca".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento