Sorpresa una hora antes de la votación de investidura. El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado este jueves desde la tribuna de oradores una última propuesta a Pedro Sánchez para llegar a un gobierno de coalición y desbloquear así la investidura. Según ha dicho, está dispuesto a renunciar al Ministerio de Trabajo si a cambior Sánchez accede a que Unidas Podemos gestione las políticas activas de empleo de su gobierno.

Esta nueva oferta modificaría la última propuesta que esta misma mañana ha lanzado Unidas Podemos al PSOE, que reduciría su presencia en el Gobierno de seis a cuatro puestos, con una vicepresidencia de Derechos Sociales y tres ministerios, de Sanidad y Consumo, de Ciencia y Universidades y de Trabajo, este último inadmisible para el PSOE, como también lo era este miércoles que también quisiera competencias de Hacienda. El PSOE no ha tardado en rechazar esta penúltima oferta, que ha considerado "más de lo mismo". Esto mismo es lo que se ha respondido a la oferta in extremis para gestionar las políticas activas de empleo.

"Todavía estamos a tiempo de salvar la investidura", ha dicho Iglesias, que ha reclamado a Sánchez que si no la acepta y fracasa este jueves, evite una repetición electoral negociando con ellos "con respecto" de cara al mes de septiembre.

Iglesias ha escuchado los reproches de Sánchez de hacer exigencias que buscaban "controlar" su Gobierno o pretender competencias sin tener la experiencia para gesionarlas y también ha lanzado los suyos. Para empezar, le ha pedido una "reflexión" sobre "si cree que en las últimas semanas se ha referido alguna vez con el respeto que debería merecer un socio de Gobierno". 

Además, ha afirmado que "es muy difícil negociar en 48 horas lo que no se ha querido negociar en 80 días" una "coalición a contrarreloj, a tiempo real y filtrando todo a los medios de comunición". Por último, ha acusado a la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, de ser la resposable de que este miércoles su documento de "propuestas" apareciera en los medios como "exigencias" de Podemos.

Con todo, Iglesias ha lanzado una última propuesta, una hora antes de la hora prevista para la votación, que ha esperado que no sea la última y que, si fracasa, Sánchea haga un nuevo intento en septiembre. "Si no acepta nuestra propuesta, le vuelvo a teneder la mano, no lleve a los españoles a elecciones, negocie con nosotros desde el respeto", le ha pedido.