Pablo Casado no cambio el tono mostrado en la primera votación. Pero fue especialmente duro contra Pedro Sánchez por sus negociaciones, fallidas, con Unidas Podemos de cara a la investidura. "Esta investidura es una de las páginas más lamentables de la historia de España", le dijo, justo después de calificar la situación como un "espectáculo bochornoso".

El líder del PP volvió a apelar, como el martes, al "elefante morado con lazo amarillo" para referirse a los socios del PSOE. "Dos días después, siguen ahí", prosiguió Casado, que pidió de nuevo "ensanchar" el espacio de centro, donde "salen ganando" tanto populares como socialistas.

"Han demostrado que son incapaces de pactar para destruir, solo lo hacen para destruir", le espetó al candidato, y se cuestiona lo sucedido en las últimas horas: "Aún no sabemos quién ha perdido el regateo de ministerios y vicepresidencias", continuó un Pablo Casado que ve como una pérdida de tiempo el tira y afloja reciente porque no ha servido "para nada".

Desde el PP mantienen que la investidura es "la historia de un gran fracaso" y confirman que Sánchez "solo pacta con quienes ven la Constitución como un candado". A pesar de la dureza, Casado deja la mano tendida, "como hemos hecho desde hace tres meses".