El presidente de Vox en Andalucía descarta retirarse tras recibir el alta hospitalaria: "Vengo con fuerzas"

Francisco Serrano durante una entrevista en una imagen de archivo.
Francisco Serrano durante una entrevista en una imagen de archivo.
EUROPA PRESS

El presidente del grupo de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, ha recibido este jueves el alta médica y, aunque continuará con un tratamiento y pautas recomendadas por los doctores, se incorpora a la actividad de la Cámara, aunque no habrá plenos ni comisiones hasta septiembre.

Serrano ha descartado este jueves, no obstante, su retirada de la política y ha asegurado que tras la "merma física y anímica" que ha sufrido, ahora vuelve con "fuerza y ánimo".

Ha manifestado que lo ha pasado mal y que ha estado incluso medicado, mientras que su médico le recomendó actividad deportiva, y que se olvidara de los medios de comunicación y de la redes sociales. Ha recordado que se tuvo que coger la baja médica debido al "linchamiento y las presiones" que sufrió tras sus comentarios sobre la citada sentencia y que le supusieron "una merma física y anímica" que ha conllevado un tratamiento.

"Siempre salgo más fuerte tras sufrir una recaída y de todo se saca una experiencia", ha indicado Serrano, que tiene una plaza como juez en excedencia en un juzgado de Sevilla.

Ha manifestado que ha cumplido con el tratamiento médico y que, ante todo, ha tenido tranquilidad y el apoyo de familiares, amigos y de compañeros de partido. Ha señalado que ahora vuelve con fuerza y ánimo para acabar con cualquier tipo de especulación y no dar lugar a dudas sobre si se reincorporaría o no al Parlamento.

Ha indicado que este mismo jueves ya ha mantenido una reunión en el Parlamento con directores de centros educativos públicos de primaria y de infantil, y que ya en septiembre recuperará la actividad parlamentaria a todo rendimiento, con las mismas responsabilidades y funciones que hasta ahora.

Críticas por la sentencia a La Manada

El dirigente de la formación de extrema derecha cogió en junio una baja "por tiempo superior a 30 días" por motivos de salud, días después de la polémica creada por sus críticas a la sentencia del Tribunal Supremo que condenó por violación a los miembros de La Manada.

Serrano, que defendió su derecho "a poder criticar y manifestar las expresiones de pensamiento", dijo después de esa polémica que fue una persona que estaba autorizada a publicar en su página la que hizo el polémico escrito.

Vox consideraba que había un "desafío" de Serrano con su actitud y el portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, mostró la sorpresa del partido al conocer el escrito en el que explicaba los motivos que le llevaban a coger la baja médica, donde aseguraba que estaba sufriendo un "linchamiento" por sus comentarios.

Hernández dijo que su actitud "contraviene" la normativa interna del partido y que si seguía en esa línea se podían tomar medidas. Sin embargo, este miércoles, sobre un posible relevo de Serrano, el portavoz parlamentario ha asegurado a los periodistas que "no está contemplado ahora mismo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento